EN EL OJO DE LA TORMENTA

Infantino, acusado de corrupción


En medio de las revelaciones del "FIFA Gate" y la corrupción dentro del ambiente futbolístico, el portal inglés "The Guardian", recordó un antecedente de amaños de partidos que involucra al actual presidente de la entidad madre del fútbol fútbol mundial, Gianni Infantino.

La temporada 2010-2011 de la Superliga turca se vio manchada tras el campeonato ilegal que obtuvo el Fenerbahce sobre el Trabzonspor por diferencia de goles. Al término de ese torneo, 36 personas entre directivos y jugadores del equipo campeón fueron condenados por amaños de partidos en un proceso penal. Aziz Yildrim, presidente de la institución fue sentenciado a seis años y tres meses de prisión.

En aquel entonces, Gianni Infantino, que era el Secretario General de la UEFA, mantuvo conversaciones con Ebru Koksal, el ex secretario de la Federación Turca de Fútbol (TFF), en donde aceptó rebajarle la condena al club.

Después de obtener el título de la superliga del 2011, el Fenebrahce fue acusado de haber arreglado partidos para imponerse por diferencia de goles ante el Trabzonspor. El suizo fue cuestionado tras la débil sanción que se tomó con el club.

En primera instancia, y tras conocer lo sucedido, la UEFA le prohibió al Fenerbahce competir en la Europa League o Champions League durante dos temporadas. Sin embargo, dentro de la TFF el castigo establecido era la caída inminente a la segunda división, algo que no estaban dispuestos a aceptar desde el club turco.

Sin embargo, el portal británico destacó que tanto Infantino como Michel Platini (ex presidente de la UEFA) siempre afirmaron que el amaño de partidos simbolizaba un ataque fundamental contra la integridad del fútbol, que merecía tolerancia cero y castigos duros.

x
Paladini flotante