oriundo de Armstrong

Imputaron en Cañada de Gómez a un hombre por abuso sexual y hechos de grooming a niñas que practicaban patín

Imputaron a un hombre que contactaba por redes sociales a niñas que practicaban patinaje y las acosaba virtualmente. Además, está acusado de haber abusado sexualmente de tres de ellas.


Este sábado fue imputado en los Tribunales de Cañada de Gómez un hombre oriundo de Armstrong, acusado por grooming. Según la información judicial, contactaba niñas que practicaran patinaje por WhatsApp, Instagram o Facebook. Una vez que se ganaba su confianza, las acosaba, amenazaba, insultaba y le pedía fotografías de sus partes íntimas.

Alfredo B. está acusado de haber acosado niñas vía internet y de haber abusado sexualmente con acceso carnal de tres de ellas, una de tan solo 13 años. Los hechos ocurrieron desde mediados de 2019 hasta febrero de este año, cuando el hombre fue detenido en la localidad de Carcarañá, ubicada a 68 kilómetros al oeste de Rosario, pero tiene domicilio en Armstrong.

La fiscal lo acusó de dos hechos ocurridos el 28 y 30 de enero pasados en los que el imputado mantuvo "comunicaciones por medios electrónicos a través de su celular hacia el celular de la víctima de 14 años solicitándole fotos íntimas para menoscabar su integridad sexual, enviándole además fotos propias", informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

También le endilgó un caso del 22 de julio de 2019 y "previamente haberse comunicado por medios electrónicos en forma reiteradas, y haberle enviado imágenes íntimas a otra víctima de 14 años", a quien además le pidió fotos suyas.

La fiscal Gabriela Lescano contó que al imputado se le atribuyen tres hechos de abuso sexual y se presume que realizó grooming sobre unas 200 niñas.

Recomendaciones a tener en cuenta para la detección de grooming

Hernán Navarro, director de Grooming en Argentina, habló sobre el acoso virtual y dio una serie de recomendaciones a tener en cuenta para la detección temprana de este tipo de hechos, sobre todo para padres o responsables de niños.

“Son depredadores sexuales, personas que salen a la caza permanentemente”, dijo en primer lugar Navarro, en diálogo con El Puente en Radio Mitre Rosario.

Agregó que se puede distinguir un factor clave que motivó a que los casos de grooming crezcan cada vez más en Argentina: “El fenómeno de la hiperconectividad en los chicos, la permanencia en las distintas plataformas”.

Los acosadores virtuales “son personas que salen permanentemente a la búsqueda de este tipo de contenidos (fotos íntimas, por ejemplo) para satisfacer su costado sexual perverso propio o para lucrar con ese contenido, el delito de mayor gravedad a nuestro criterio. Es una realidad que está sucediendo en Argentina, que está creciendo en cifras drásticas y que este contexto de pandemia lamentablemente hace funcional al crecimiento de este delito”.

-¿Qué perfil se puede detectar en los chicos cuando sufren grooming?

“Vemos cambios significativos en la conducta y esto tiene que ver con la modificación del lenguaje corporal, en la mirada, la cabeza gacha, el cambio brusco y la baja en rendimientos escolar, un indicador a tener muy en cuenta, incluso en un contexto de pandemia, porque hemos tenido muchos casos en la pandemia donde padres o madres detectaban bajas en el rendimiento escolar”.

“La relación con la tecnología es central y es otro de los perfiles. Tiene que ver con la insistencia en querer conectarse, ocultamiento de los dispositivos móviles, los cambios en lo conductual relacionado con el factor tecnología”.

“Es inconcebible que en el año 2021 no sea prioridad la educación digital en la comunidad educativa”, dijo Navarro. Sin embargo, añadió que es también “inconcebible que no implementemos una política en cada hogar respecto de la prevención y la protección de los entornos digitales de nuestros hijos e hijas y esto tiene que ver con incorporar el diálogo permanente y diario hacia ese sentido”.

El director de Grooming Argentina recomendó “tomarse en serio la vida digital de los chicos porque ellos no conciben hoy otra vida que no sea esa”.

x
Paladini flotante