OPINIÓN

Hordas, grupos y equipos

Sutiles diferencias que hacemos los humanos.

martes 26 de diciembre, 2017

El ser humano en algún momento de su existencia se ha movido en hordas o grupos relacionados por parentesco o cercanía que buscaban su autodefensa.

Esa conformación social carecía de estructura legal o jurídica, y era movida por su afán de sobrevivir, para lo cual todo lo que hacían era legítimo a su modo de ver y en el contexto de su época.
Pero ha pasado el tiempo, y las personas han aprendido a través de los años a funcionar en un ambiente de entendimiento y cooperación para el logro de sus objetivos.
Para eso existen los grupos que son encuentros de personas en un espacio común y en un tiempo común, para alcanzar sus fines.
Pero el grupo no tiene mayor sincronía que la voluntad de sus miembros y por eso su efectividad es poco importante. Sin embargo, el grupo tiene mucha importancia para el crecimiento de los seres humanos porque nos enseña a compartir.
La sociedad humana ha logrado el máximo de desarrollo en la conformación de equipos que logran por la sincronía y armonía de sus partes el ensamble necesario para funcionar sin mayores inconvenientes y lograr sus aspiraciones en tiempo y calidad adecuados.
Un ejemplo de horda todavía vemos en nuestra civilización cuando una multitud que se cree agredida destruye los bienes comunes, ataca a sus semejantes, insulta y maltrata a otras especies inofensivas.
Un ejemplo de grupo puede verse, cuando algunas personas intentan juntarse para alcanzar algunos fines sociales, pero les falta armonía y funcionamiento, hay luchas interminables por el liderazgo y prevalecen los intereses personales sobre el de todos.
Un ejemplo de equipos se puede apreciar en aquellas personas que se empeñan en entenderse, en comprenderse y en aceptarse. Aquellos que tratan de superar sus conflictos con la negociación y la humildad, en aquellos que buscan comunicarse en serio lo que significa escucharse unos con otros.
A no confundirse: Juntar gente para lograr algo, no es una muestra de civilización . Si no ponemos entre nosotros una alta dosis de comprensión, escucha activa, negociación, tolerancia y respeto.

Comentarios

Te puede interesar