flexibilizaciones

“Hablar del final de la pandemia es apresurado”, consideran desde el municipio y recomiendan seguir con el barbijo

El secretario de Salud de Rosario, Leonardo Caruana, aseguró que coinciden con el Gobierno en que "la situación sanitaria es favorable", pero pidió ser "más prudentes y moderados" con la no utilización del tapabocas.


El secretario de Salud Pública de Rosario, Leonardo Caruana, volvió a manifestarse en cuanto a la catarata de flexibilizaciones que anunció el Gobierno y advirtió que "hablar del final de la pandemia es apresurado", al mismo tiempo que reiteró la postura en contra de dejar de utilizar el tapabocas. "Recomendamos seguir con el barbijo", sostuvo.

Las voces que llegaron desde el municipio tras las medidas que informaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, se expresaron en contra de varias de ellas o en aspectos de las mismas, Caruana reconoció que coinciden en que "la situación sanitaria es favorable" y lo argumentó: "Después de 16 semanas todos los indicadores marcan una tendencia a la baja y la estabilidad. Si nos alejamos de definiciones más absolutas en relación a final de pandemia o procesos que pongan en tensión elementos de cuidado que nos ha costado mucho a la población poder asimilarlos”.

Sobre uno de los puntos que más llamó la atención, la no obligatoriedad del uso del tapabocas en la calle desde el primer día del próximo mes, el funcionario señaló: “La utilización del barbijo no va en detrimento de habilitar cuestiones económicas o de encuentros sociales. Estos elementos de cuidado han cambiado el rumbo de la pandemia, no solo por la vacunación. Hablar de final de pandemia creemos que todavía es apresurado, el mundo no está hablando de final de pandemia. Estamos en una etapa de mucho mayor control pero no de erradicación de la enfermedad”.

Todavía hay un grupo de personas no vacunadas, de población joven, que inclusive con las medidas de mayor flexibilización, de viajes, de viajes de estudio, de migraciones internacionales, la situación de riesgo sigue siendo importante. Por eso coincidimos con que el escenario sanitario permite mayores actividades, pero lo tenemos que seguir haciendo con las otras barreras de cuidado. La tendencia a dejar de usar el barbijo en otros países después fue temporal porque hubo que retomarlo”, continuó quien está al frente de la Secretaría de Salud en la ciudad.

Durante la charla con la prensa Caruana volvió a hacer hincapié en el barbijo y afirmó: “Con respecto a la utilización de los elementos de cuidado, hay que ser más prudentes, más moderados, ir paso a paso. Veníamos trabajando en ese sentido, la verdad que fue un hecho que causó sorpresa en todo el arco social en relación a la masividad de los anuncios. Si vamos despacio, si vamos paso a paso, podemos disfrutar este escenario sanitario y no poner en tensión un elemento que nos cuida como el uso del barbijo con las habilitaciones. No está en contradicción seguirnos cuidando y avanzar en eventos que tan bien le hace a la población”.

A su vez, el funcionario también dejó en claro que aún está el riesgo de la variante Delta del coronavirus y que por las nuevas medidas será más complicado detectar contagios en masa: “Es una variante mucho más contagiosa, mucho más transmisible. Se considera contacto estrecho a no más de dos minutos de estar con una persona si no tiene barrera de cuidado. Por eso ante la apertura de más viajes, va a ser mucho más difícil seguir el monitoreo que estamos haciendo ahora con viajes restringidos, porque la masividad va a ser muy difícil controlarla, entonces lo tenemos que hacerla con la responsabilidad de las personas y el uso de todas las barreras”.

Por lo tanto, reiteró: “Recomendamos seguir con el barbijo, no avanzar en pronósticos a mediano plazo. Hace un mes escuchábamos algunas referencias sanitarias decir que íbamos a tener la tercera ola a la vuelta de la esquina, que iba a ser en chicos, que iba a haber inmunidad de rebaño en septiembre. Las situaciones de dar pronósticos taxativos se han desdibujado, si algo aprendimos en la pandemia es que no podemos trasladar linealmente lo que pasa en un país u homogeneizar las respuestas de un país”.

Tenemos un fenómeno de inequidad global en el acceso a las vacunas, hay poblaciones que están discutiendo la tercera dosis y millones de personas que no tienen ni la primera. Esa situación es de riesgo porque si se da en esos lugares transmisión comunitaria intensa y aparición de nuevas variantes, la situación en otros países también se puede complejizar. Entonces, final de pandemia no, pero sí pandemia con situación más controlada”, siguió el secretario de Salud Pública municipal.

Caruana reconoció que todas las flexibilizaciones anunciadas por el Gobierno podrían llevarse a cabo, pero manteniendo todos los cuidados y respetando los protocolos: “Todas las actividades están en condiciones de poder plantearse, porque cuando estábamos en alarma sanitaria y riesgo alto, decíamos que había que seguir con restricciones, ahora la evidencia es clara, no hay transmisión comunitaria, pero hacerlas todas juntas y de manera masiva, quizás nos pueda dificultar la trazabilidad”.

x
Paladini flotante