RADIO MITRE ROSARIO

¿Gripezinha? El relato de un joven sano que tuvo coronavirus y la pasó mal

En un contexto de aumento de ocupación de camas por parte de jóvenes. Román Mocacciaro, baigorriense de 34 años, contó su experiencia y dijo que "no hay economía" que valga más que la vida.


Autoridades locales manifestaron su preocupación por el aumento en la ocupación de camas por parte de jóvenes que contrajeron coronavirus. Si bien la enfermedad castiga con mayor fuerza a los adultos mayores, en las últimas semanas se registró un ascenso de los casos de personas jóvenes que necesitaron de atención médica.

Román Mocacciaro, baigorriense de 34 años, se contagió de Covid-19 hace semanas y en diálogo con el programa El Puente de Radio Mitre Rosario reveló que la pasó mal, pese a no tener enfermedades preexistentes. Para Román, no se trató de ninguna gripenzinha, como calificó la enfermedad tiempo atrás el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

"Empecé con un poco de dolor muscular, cansancio y algo de tos. El problema fue cuando se empezaron a juntar los síntomas y nos llamaron que un contacto estrecho había sido positivo de coronavirus", relató el joven, quien describió con lujo de detalles la pesadilla que le tocó vivir junto a su pareja, que cursa el séptimo mes de embarazo.

Según detalló el paciente recuperado, los días de camas fueron un calvario. Los síntomas principales fueron dolores musculares y tos constante: "A mí me tiró tres días a la cama y de manera fuerte". También se le sumó un cansancio físico que no le permitía incorporarse.

El baigorriense que relató la historia es un hombre que la última vez que se había enfermado había sido en 2014. "Uno le ve por tele, lo escucha por radio, yo hago deportes, me alimento bien... pero la verdad que el virus me tumbó. Mi mujer gracias a dios tuvo síntomas leves", precisó Mocacciaro.

"Lo peor fue la relación con gente de la familia", manifestó. Y agregó: "Yo le hacía las compras a mi viejo, que era un grupo de riesgo, me dio mucha culpa, todos los días lo llamaba porque quería saber si tenía algún síntoma".

En relación al miedo de contagiar a los seres queridos, el baigorriense no titubeó y afirmó: "Pensar que uno puede exponer así a un familiar... ahí te das cuenta que no hay economía, trabajo, sueldo, juntada que se compare con nada".

"Hay una cuestión muy densa en lo que es la culpa, uno puede estar en desacuerdo con que se tomen medidas porque no le gusta el gobierno, o porque quieren trabajar, pero quiero decir que sin salud no se trabaja. Si llevás el virus a tu casa y alguien se te muere vas a tener una culpa que no te va retribuir el sueldo de fin de mes o las ventas", concluyó.