Industrial Argentina

Gremios del sector textil: «El Gobierno quiere promover una reforma laboral encubierta»


Los gremios del sector textil rechazaron hoy el intento del gobierno de impulsar una reforma laboral e hicieron fracasar la reunión tripartita convocada por el Ministerio de Producción.

El secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil (AOT), José Listo, advirtió que los gremios del sector «no van a firmar nada y cualquier reforma que quiera encarar el Gobierno tiene que pasar por el congreso y con la participación de la CGT», tras mantener una reunión con el secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio.

«El Gobierno quiere promover una reforma laboral encubierta modificando cuestiones de la ley de contrato de trabajo que son inadmisible, en ves de preocuparse por estudiar medidas para superar la crisis terrorífica que atravesamos», señaló Listo.

El ministro de producción y Trabajo, Dante Sica, Había convocado a empresarios y sindicalistas a discutir una reforma laboral que incluye modificar el régimen de indemnizaciones, pago de aguinaldo, flexibilizar las jornada laboral y el otorgamiento de vacaciones y eliminar el trabajo a domicilio.

Ante la propuesta del gobierno, los gremios del sector textil e indumentaria enviaron un crítico documento a Sica, rechazando las propuestas de reforma laboral.

Ante ello, Aparicio convocó a los gremios a una reunión urgente en horas del mediodía, para evitar el fracaso de la reunión tripartita que debía presidir el ministro Sica, en horas de la tarde.

A la reunión con Aparicio concurrieron Listo, y los secretarios generales Heraldo Mage (Unión Cortadores de la Indumentaria) Mauricio Anchava (Sindicato de Empleados Textiles), entre otros dirigentes.

El gobierno ya había avanzado en negociaciones con las cámaras de Industrias Textiles Argentinas (FITA), Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) y la Fundación Protejer, sobre la reforma que impulsa.

Aparicio argumentó ante los gremios que la reforma ya contaba con el visto bueno del sector empresario, pero los representantes sindicales argumentaron que ninguna cámara empresaria los había notificado, según fuentes del encuentro.

La ríspida reunión, que se realizó en la secretaría de Trabajo, continuó luego con la participación de algunos empresarios y sin la presencia de Sica, que al comprobarse el fracaso de las negociaciones no concurrió al encuentro, como estaba programado.

Aparicio instó a los gremios a negociar con las cámaras empresarias la reforma laboral, pero los gremios le ratificaron que no aceptarán ningún cambio que conculque derechos de los convenios colectivos.