EN PROBLEMAS

Gravísima denuncia contra el jugador de Boca Sebastián Villa por tentativa de homicidio y abuso sexual

El hecho habría ocurrido en junio de 2021, donde la denunciante contó que el delantero colombiano de Boca abusó de ella tras haber consumido alcohol.


Una nueva denuncia contra el colombiano Sebastián Villa sacudió este viernes por la mañana al Mundo Boca a un día de tener que disputar el clásico contra Racing por la semifinal de la Copa de la Liga Profesional.

Según dio a conocer el periodista Pampa Mónaco, panelista de policiales de Nosotros a la mañana, el ciclo que conduce el Pollo Álvarez por canal El Trece, el futbolista colombiano fue apuntado penalmente por una mujer que dice haber sido abusada sexualmente por el delantero en junio de 2021, enmarcado en un contexto de violencia de género.

"El denunciado comenzó a abusarme, propinándome algunos golpes, y tapándome la boca con su mano, momento en el cual yo le realice algunos rasguños producto de querer salir de esa situación", dice un fragmento de la denuncia.

 

La denuncia

Ese 21 de junio de 2022, siempre según el relato de la denunciante, todo comenzó cuando asistió junto a Villa a un asado en una casa dentro de un barrio cerrado en Ezeiza, donde se encontraban varios compañeros del plantel de Boca. Allí, pasadas las 22 y con el colombiano habiendo injerido "una gran cantidad de alcohol", comenzó una escena de celos porque, según el jugador, la mujer "había tenido un encuentro con un compañero de la plantilla". Villa levantó el tono de voz y "se puso más violento de lo habitual", por lo que ambos se retiraron y se fueron a la casa del jugador. Pero no se fueron solos, sino que también estaban su seguridad de apodo "Vikingo" y su "mano derecha" y amigo Félix Benítez.

Ya en casa de Villa, la discusión cesó porque Félix "había invitado a varias personas". A eso de las 23.30, se fueron todos menos Sebastián, "Vikingo" y la víctima: "En ese momento le digo a Sebastián de ir a dormir y es ahí cuando comenzó lo que fue la peor situación de mi vida. Me empezó a hablar mal y a maltratar", aseguró en la denuncia. Poco después todo se calmó y se acostaron, y fue en la cama cuando todo empeoró: "Sebastián había tomado más de una botella de whisky. Él me estaba acariciando en la cara, cuando de repente se pone violento, me aprieta con fuerza la mandíbula y la nuca, me pega una cachetada y me dice '¿Te gustaron mis compañeros?'".

Ante esta situación, ella no se animó a huir por miedo al estar en una "vulnerable posición" y con el seguridad afuera, alguien que "se ocupa de tapar absolutamente todas las acciones de Sebastián, y en quien yo en ese momento no confiaba", detalló. Luego, ocurrió lo siguiente: "Entre lágrimas, producto del golpe, él comienza a acariciarme el pelo, me seca las lágrimas y me empieza a besar, pero acto seguido me aprieta devuelta la mandíbula con mucha fuerza -impidiéndome respirar por muchos segundos hasta que logré zafarme de esa situación-, y me muerde de manera violenta los labios. En esos momentos pensé que pretendía matarme".

La víctima intentó abandonar la habitación, pero Villa cerró la puerta y la trabó al pedido de "no se vaya". Y allí, luego de un violento forcejeo y gritos, "comenzó a abusarme, propinándome algunos golpes, y tapándome la boca con su mano, momento en el cual yo le realice algunos rasguños producto de querer salir de esa situación", detalló la denunciante. Luego del gravísimo hecho, el colombiano intentó calmar a la mujer, que no paraba de llorar: "Como resultaba imposible, él decidió salir de la habitación, sin saber qué hizo cuando estuvo afuera de la misma", cerró. Y aclaró que se había apersonado un policía "por solicitud de un vecino cercano y que tuvo que arreglarlo de alguna forma en la cual desconozco".

Finalmente, pudo retirarse de la casa del jugador del Xeneize gracias a la llegada de una amiga, que acudió ante el pedido de la víctima. Pero antes, "entre desconfianza por lo que yo podría llegar a contarle a mi amiga, se puso violento nuevamente, pero ahí solo desde lo verbal, por lo que comencé a buscar la forma de retirarme, pero lejos de querer hacer lo que yo quería, me empezó a decir 'Quédate, todo va a estar bien, te amo' y a la vez me tenía agarrada 'tipo llave' manifestándome '¿Solamente la puede tocar Cardona?'. Cuando ve que me voy a ir dice finalmente 'Andate, decile a Cardona que te busque'".

x