ARA SAN JUAN

Gran expectativa por la llegada del Antónov An-225, el avión más grande del mundo

Tras 10 días sin saber donde está el submarino, crece la ayuda internacional.

Por Rosario Nuestro

viernes 24 de noviembre, 2017

La Armada Argentina está recibiendo cooperación mundial. Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Noruega, Italia, Brasil, Chile, Uruguay, Perú y Colombia han colaborado para que sean más de cuatro mil personas, más de 50 medios navales y aéreos los que intentan dar con el submarino ARA San Juan, que este sábado cumple 10 días desaparecido. Las expectativas están puestas en la llegada del Antónov An-225, el avión más grande del mundo, que, por orden del presidente ruso Vladimir Putin, llegará al país entre este sábado y el lunes.

Un día después de que Vladimir Putin asegurara por teléfono su “respaldo” a Mauricio Macri, el Ministerio de Defensa ruso comunicó que el avión Antónov An-225  había salido de San Petersburgo rumbo a la Argentina. Con el avión, viaja un grupo de rescate y un vehículo sumergible teledirigido, llamado Pantera Plus. El avión Antónov An-225 es el más grande del mundo.

El aparato no tripulado Pantera Plus, capaz de operar a una profundidad máxima de 1.000 metros, está dotado de un sonar que escanea el fondo del mar. Además, el Ministerio de Defensa ruso había precisado que el barco de exploración científica “Yantar”, que estaba desplegado cerca de la costa de Africa Occidental, ingresaría a la búsqueda. Este barco oceanográfico dispone de equipos que permiten “efectuar búsquedas a una profundidad de hasta 6.000 metros”.

Esta ayuda se suma a la ya brindada por buques y aviones de, por ejemplo, Estados Unidos, país que colaboró con cuatro vehículos sumergibles que se manejan a través de un control remoto y pertenecen a la Marina de Estados Unidos. Además, arribaron dos aviones norteamericanos y dos buques remolcadores. Por otra parte,  80 especialistas de la armada norteamericana, provenientes del estado de Virginia, se sumaron a la tarea de búsqueda.

Gran Bretaña también está siendo muy importante en las tareas de búsqueda. Días atrás, la Fuerza Aérea Británica aterrizó en Comodoro Rivadavia a bordo de un Airbus 330 Voyager de transporte, matrícula ZZ 333, que cuenta con equipos de detección submarina de última generación. Este avión tiene capacidad para transportar a 291 personas y un tanque de gasolina para 11 toneladas. Además de transporte, sirve para reabastecimiento aéreo. No es la primera nave británica que está en suelo argentino apoyando la búsqueda. Un Hércules C-130 se encuentra aquí desde el lunes con personal especializado en rescate. Esta nave vino de las Islas Malvinas, algo que nunca había sucedido desde la guerra, en 1982.

 

 

Comentarios