Marley con su hijo en el programa de Susana

Gestación subrogada: ¿libertad para padres o venta del cuerpo?

Para el psicoterapeuta Ernesto Rathge, este tipo de practicas, puede generar consecuencias. "Las emociones a algún lugar de nosotros van a parar”, argumentó.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 11 de diciembre, 2017

Hace muy pocas semanas Marley viajó intempestivamente a Estados Unidos: su hijo se adelantaba y nacía antes de lo planeado. Muchos famosos argentinos y fans del conductor celebraron su llegada y enviaron saludos felicitando al flamante padre de Mirko. Y esa maravillosa experiencia fue la que Marley compartió anoche en el living de Susana Giménez, acompañado, como era de esperar, por el pequeño bebe que tanto le cambió la vida.

En su último programa en el estudio (la emisión de despedida del ciclo se realizará en el Gran Rex), la conductora recibió al conductor y al pequeño Mirko. En una muy divertida entrevista que duró casi una hora (en la cual el bebe se portó estupendamente), Marley contó en detalle cómo fue el momento en que se convirtió en padre. Además, reveló que hace más de dos décadas, cuando viajó a Estados Unidos, se enteró del sistema del vientre por alquiler y pensó “tengo que encontrar el momento justo”, en referencia al momento en el que elegiría ser padre

La subrogación de vientres es una opción para aquellas mujeres con alguna condición que impida la gestación o para una pareja de hombres. Esta definición básica define dos perfiles distintos de pacientes, porque no es lo mismo la imposibilidad de gestar que abrir una nueva posibilidad donde antes no existía.  Ernesto Rathge director de la Red Psicoterapéutica de Rosario, habló con Radio Mitre Rosario sobre esta forma novedosa de formar una familia.

Para el especialista, esta  cuestión tiene dos aspectos. Primero, los avances de la ciencia que han cambiado mucho los modos de concepción de un bebe.  Y segundo, el alquiler de vientre o vientre subrogado que es algo más complejo y que implica una serie de variables. “Ahí opera una persona que actúa como si fuera una suerte de biología pura, como una incubadora para los pollitos”, sostuvo el terapeuta.

Para Rathge, las consecuencias para las personas que funcionan cumpliendo ese rol, alquilando su vientre, es como mínimo compleja. “Yo no le recomendaría a ninguna paciente que se dedique a esa tarea. Hay formas mucho menos más sencillas de ganarse la vida, yo no sé qué efectos puede producir una acción de tamaño tipo”.

Según el psiquiatra, el hecho biológico de llevar en las entrañas un niño que cree durante nueve meses, es de un “impacto emocional inevitable” y las emociones a “algún lugar de nosotros van a parar”.

Al respecto de cómo actuamos sentimentalmente los seres humanos, Rathge opinó que no somos maquinas, al contrario eso crea una situación, pero de la relación de esa persona consigo misma. “No necesariamente con el tema del bebé, digamos la maternidad no se reduce un hecho biológico, ese es un punto de partida. No es muy distinto en algún nivel, si lo es en cuanto a la intensidad, la donación de esperma. También eso aparece como una situación que después crea consecuencias emocionales”.

Sobre lo hecho por el conductor televisivo en el programa de Susana dijo: “Marley debe moverse en la televisión como yo me muevo en mi consultorio, debe sentirlo como una extensión, y así como un señor como él le iría a mostrar su bebe al almacenero de la esquina va y se lo muestra a su amiga Susana como si no fuera nada”.

“Tanto la función materna como paterna, van mas allá inclusive del sexo. Quiere decir que la función de madre muchas veces la puede cumplir un hombre. Esto se trata de una función, una actitud frente al niño y también viceversa, una mujer puede cumnplir el rol de padre. De lo que estamos seguros es que un niño no se cría solo”, finalizó el psicoterapeuta.

 

Comentarios