MOMENTO DE CALENTURA

Garay insultó a sus hinchas y después se disculpó

El ex defensor de Newell's debió pedir perdón a los simpatizantes del Valencia por una agresión verbal durante el festejo de gol ante Huesca.

Redacción Rosario Nuestro

domingo 23 de diciembre, 2018

Ezequiel Garay fue protagonista en la agónica victoria en el último minuto del Valencia por 2-1 ante el Huesca en el Mestalla, y no solo por su desempeño en el campo de juego. El defensor argentino se excedió verbalmente durante el festejo del segundo gol y luego tuvo que pedir disculpas a través de las redes sociales.

El conjunto español no atraviesa su mejor momento futbolístico, por lo que la relación entre sus hinchas y futbolistas está bastante tensa. En este marco, el ex jugador de Newell’s en el desahogo del festejo del tanto del triunfo, soltó: “A la gente que le den por el culo”.

Por supuesto que esa actitud no fue tomada de buena manera, por lo que Garay tuvo que pedir disculpas horas después y lo hizo a través de su cuenta de Instagram: “Hoy vi como compañeros estaban tirados en el suelo, otros lloraban y escuchaba de fondo insultos y abucheos… me dio rabia e impotencia. La adrenalina aún no había desaparecido y ahí solté una frase, que cierto es, nunca debería haber dicho”, expresó en sus escritos.

El descargo de Ezequiel Garay:

View this post on Instagram

Si algo me caracteriza, es que soy directo, claro, transparente y coherente. Por suerte la mayoría de las personas también poseen el último adjetivo, por eso mismo será fácil de comprender lo que a continuación voy a decir. Supongo que pasará en todas las profesiones, pero yo voy hablar de aquella a la que me llevo dedicando 20 años: el fútbol. Esta clase de deporte, se vive con mucha intensidad y CREEMOS que está dividido en dos partes (afición y jugadores) Algo que NO tendría que ser así. Tanto los seguidores de un club como los que estamos en el terreno de juego, luchamos por un mismo objetivo, alcanzar triunfos. Unos lo hacemos jugando y los otros acudiendo para animar. En definitiva, todos somos uno. Y por este concepto vino mi desafortunada frase. Entiendo la emoción y pasión que se viven en los 90 minutos de un partido. Pero también es comprensible que no sea plato de buen gusto, escuchar insultos a tus compañeros, a tu entrenador o a cualquier persona del club. Soy testigo de que todos tenemos un mismo objetivo, dar satisfacción. Hoy vi como compañeros estaban tirados en el suelo, otros lloraban y escuchaba de fondo insultos y abucheos… me dio rabia e impotencia. La adrenalina aún no había desparecido y de ahí solté una frase, que cierto es, nunca debería de haber dicho. Ahora bien, sí quiero puntualizar una cosa: nuestro ánimo son ustedes y juntos sumamos más. Se me olvidó decir algo, también me caracteriza la capacidad de RECTIFICAR. Amo este club y lo defenderé siempre, al igual que recordaré con cariño los otros donde estuve y respetaré a todos los demás, por un motivo: es deporte. Y hay que vivirlo de forma sana. #G24

A post shared by Ezequiel Garay (@ezequielgaray24) on

Comentarios