ESPAÑA

Gabriel Cruz: la madrastra que mató a un nene le pidió perdón a su ex desde la cárcel

"No tengo excusas por lo que hice", le escribió al padre del chico de 7 años al que asesinó. E insistió en que fue un accidente.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 22 de junio, 2018

Tres meses después de que encontraran muerto a Gabriel Cruz y de que su madrastra admitiera ser la responsable del crimen que conmovió a España, la mujer envió ahora una carta a su ex pareja, el padre del nene de siete años. Desde la cárcel, Ana Julia Quezada, le pidió perdón a Angel Cruz: “No tengo excusas por lo que hice”.

Homicida confesa de Gabriel, en el texto la mujer se muestra arrepentida por lo sucedido. Eso sí, continúa insistiendo que todo fue un accidente y asegura que se bloqueó tras “lo ocurrido”. La misiva, a la que tuvo acceso el diario El Mundo, es una de las 1.800 hojas del sumario que desde el pasado miércoles ya está a disposición de los abogados y que descarta que el menor fuera sedado antes de morir.

“No tengo excusas por lo que hice, pero sólo sé que el miedo te bloquea porque eso me pasó a mí”, explica Quezada, que se encuentra recluida en la prisión de El Acebuche (Almería) desde el 16 de abril. “Entiendo que no me creas porque es lo más normal y no tuve el valor suficiente para decirte que por un lamentable accidente te quité lo más grande que uno puede tener: un hijo”, relata.
Ana Julia incluso asume que podría enfrentarse a la prisión permanente revisable. “No me importa si tengo que pasar el resto de mi vida aquí, y lamento todo el daño que he hecho, sobre todo a Gabriel, a ti y a Patricia y a todos los familiares”, dice en relación a la madre del chico, anterior pareja de Cruz. En abril, ya le había escrito una carta a la mamá también para pedirle perdón.

En la carta defiende que no hubo ninguna planificación: “Dicen que todo fue premeditado, pero no es así. Lo que pasó es que no pude sacar fuerzas para decirlo”. Y vincula las pastillas que tomaba con su reacción. “Me metí en una bola cada vez más grande y ya sabes que tomaba pastillas. Pero no quiero excusarme porque lo que hice está muy mal y no hay excusas que valgan”. La mujer ya había asegurado que había discutido con el chico y que “le di un mal golpe” que lo mató.

Lo cierto es que la investigación señala que Ana Julia estuvo un día antes del crimen en la finca preparando el lugar donde ocultar el cuerpo y manipulando varias maderas.

Respecto a la causa de la muerte del pequeño, el informe del forense confirma que falleció de forma inmediata por  “una asfixia mecánica por sofocación, por oclusión de orificios respiratorios”. Y sitúa la muerte entre las 15.30 y las 16.30 horas del día de la desaparición, el 27 de febrero de 2018.

Queda descartado, además, que Ana Julia hubiese administrado algún tipo de sustancia tóxica o psicoactiva al menor.

El caso de Gabriel shockeó a España. El chico fue denunciado como desaparecido y lo buscaron durante 12 días. Incluso hasta el ex presidente Mariano Rajoy se expresó sobre el tema cuando encontraron su cuerpo en un pozo: “Comparto con todos los españoles el dolor por la pérdida de Gabriel”.

Es que la búsqueda había conmocionado al país. Quezada, la madrastra del chico, había participado activamente de las marchas para pedir por la aparición del nene, llevando una remera con su cara estampada. Pero ella ya lo había matado.

La madrastra, nacida en República Dominicana, finalmente terminó confesando el crimen cuando la Policía la detuvo como sospechosa. Luego se supo que una hija biológica Quezada también había muerto hace años en circunstancias poco claras.

La mujer se enfrenta a los delitos de asesinato, contra la integridad moral y de detención ilegal. Podría ser condenada a 25 años de prisión o a prisión permanente revisable.

 

FUENTE: CLARÍN

Comentarios