RADIO MITRE ROSARIO

"Fue un boicot": empresa constructora cerró sus puertas tras un bloqueo del sindicato de camioneros

Desde el pasado 8 de julio, representantes del gremio impidieron el ingreso y salida de vehículos del grupo Razzini, que denunció aprietes y amenazas. El apoderado de la empresa dio detalles de la situación.


La empresa constructora Razzini cerró sus puertas tras el bloque que realizó el sindicato camioneros desde principios de julio. Semanas atrás habían alertado que la situación era crítica y este martes se confirmó el cierre de sus puertas. El gremio de camioneros había realizado el bloqueo para exigir que los trabajadores de la compañía pasen a formar parte del sindicato y no al de empleados de comercio y Uocra, como están tipificados actualmente. Desde la empresa denunciaron aprietes y amenazas.

"Hay varias condiciones que se dieron para que tomáramos esta decisión, se nos fue achicando el espacio, pasaron dos meses desde el inicio del conflicto. Imagínense que estábamos re-comenzando la tarea después de una cuarentena extrema y el 8 de julio nos encontramos con un bloqueo brutal y detalladamente planificado", dijo Pablo Hodgers, apoderado y socio del grupo Razzini, en diálogo con El Puente de Radio Mitre Rosario.

"Hay una situación económico-financiera, por otro lado hay una obligación que tenemos nosotros con el personal que está aterrorizado. Gente del piquete del sindicato de camioneros tiene antecedentes penales, es complicada la situación de seguridad, amenazaron a proveedores y clientes", agregó.

Dentro del grupo de manifestantes se encuentran ex empleados de la empresa, que denunciaron que fueron despedidos sin causa. "Está en manos de la justicia laboral, confiamos en el accionar de la justicia laboral, esta gente que formó parte de este piquete planificado fue despedida con causa. El decreto presidencial dice que no se puede despedir sin causa, acá sí había", explicó Hodgers.

"Se dieron dos piquetes en dos sociedades distintas. Acudimos al Ministerio de Trabajo de la provincia, hicimos la denuncia en Fiscalia y esos trabajadores que formaron parte del piquete y boicot lo invitamos a ingresar", consideró. Y dijo que "es un caso parecido a MercadoLibre, a la empresa la adjuntan con un sindicato que no tiene encuadre".

El apoderado de Razzini señaló que "todas las medidas que tomamos están legalmente decididas". "Me gustaría que la gente se ponga en nuestro lugar".

Por último, se refirió a la conciliación obligatoria que convocó el Ministerio de Trabajo de la provincia y que no fue acatada por la empresa: "Hay un delito precedente, es imposible cumplir con la conciliación obligatoria. Si hubieran llamado a los gremios legalmente encuadrados sí. Es un pedido que no tiene que ver".