sociedad

Francia pidió que la Gendarmería busque al joven mochilero desaparecido en Salta

Mathieu Martin fue visto por última vez en un paraje cerca de Iruya cuando se dirigía a pie hacia Orán siguiendo el curso de un río.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 28 de septiembre, 2018

Mientras los familiares de Mathieu Martin, el mochilero francés de 32 años cuyo paradero se desconoce desde el 8 de agosto encararon una búsqueda privada del joven por la región central de Salta donde fue visto por última vez, la embajada de Francia solicitó formalmente el auxilio de la Gendarmería Nacional para ampliar el operativo de búsqueda y rescate en geografías de muy difícil acceso, con personal capacitado.

El pedido oficial del país galo fue comunicado ayer a la Dirección de Asistencia Jurídica Internacional de la Cancillería. En el Ministerio de Seguridad, en tanto, señalaron a Infobae que la fuerza federal se unió en las últimas horas al rastrillaje aunque no dieron precisiones sobre el despliegue logístico que, según los investigadores, es extremadamente complejo dadas las características del terreno y el tamaño del área de búsqueda. No obstante, indicaron que se distribuyeron fotografías del joven en cada unidad de la fuerza, paso y control fronterizo y que se inició la búsqueda.

Hasta ahora se desplegaron dos rastrillajes: uno en Jujuy, en el área de Humahuaca con efectivos y perros entrenados en rastros, del que participó también un helicóptero de la gobernación provisto con cámara infrarroja y otro en Iruya e inmediaciones donde se recolectó información de testigos por parte de la policía de Salta.

El fiscal jujeño Alejandro Maldonado, que encabeza la investigación en su área de competencia territorial aunque se nutre de la información de la policía salteña, dijo a Infobae que el joven fue visto por última vez en el paraje de Volcán Higueras, cercano a Iruya, en la provincia de Salta, por un puestero cerca del 20 de agosto. Las actuaciones policiales en Jujuy determinaron que Martin antes estuvo en Tilcara, desde donde se comunicó con su familia desde un cibercafé y que un día después acampó con unos alemanes en el Horconal o Cerro de 14 colores, a 24 km de Humahuaca, Más tarde, según la pesquisa, abandonó Jujuy hasta llegar al pueblo de Iruya, en Salta.

Según los testimonios recogidos por la policía salteña, Martin quería llegar caminando por el borde del río Iruya y otros afluentes hasta Orán y de allí llegar hasta la localidad de Aguas Blancas para cruzar a Bolivia, luego a Paraguay y más tarde a Brasil para encontrarse con su familia en noviembre. El grupo familiar planeaba un viaje allí que continuaría en China.

“Los dichos del puestero Santiago Chambí indican que en Volcán Higueras, cerca de Iruya, el joven se había desviado sin quererlo del camino y pidió direcciones para retomar el curso del río. Tanto ese puestero como otros vecinos de Iruya le habían recomendado no hacer a pie ese trayecto desde Iruya hasta Orán por lo inhóspito y lo extremadamente difícil que es allí la geografía. Primero es una zona de montaña que muta luego en área selvática. La ribera se interrumpe, el río se encajona y se arman allí altas paredes. Hay abruptos precipicios y hay que atravesar yungas muy peligrosas donde es muy fácil perderse”, dijo en diálogo con Infobae el fiscal Maldonado.

Martin, un mochilero experimentado que hace 12 años recorre el mundo, contaba con alimentos para un máximo de 10 días.

Sus padres Claude y Patrice Martin y su hermana Perrine, acompañada por una amiga francesa que habla bien español, llegaron hace 11 días desde Aussonne, una comuna cercana Toulouse, Francia, a la capital de Salta para buscarlo. El joven, que no usa celular, se comunicaba habitualmente cada 15 días a través del Messenger de Facebook con su familia y siempre daba precisiones sobre su derrotero y el destino adónde se dirigía.

La familia hizo una colecta entre amigos en Francia y con esos recursos contrató a dos experimentados guías de montaña y a un ex gendarme experto en búsqueda y rescate quienes provistos de un teléfono satelital rastrillan el terreno, entre las localidades de Iruya, el paraje Volcán Higueras, Humahuaca y Aguas Blancas, en el límite con Bolivia. Además, tras hablar con los testigos que lo vieron en Iruya y Volcán Higueras, alquilaron una camioneta para trasladar a cuatro efectivos de la policía salteña con un dron, dado que esa fuerza no contaba con recursos, según contaron allegados a la familia.

“La familia está agradecida con lo hecho hasta ahora pero piden pasar a la siguiente etapa: se necesita una fuerza experimentada con equipamiento adecuado en la que haya demás una coordinación entre Jujuy y Salta. Unos y otros me llaman a mí y yo no estoy en el terreno, sino conteniendo a la familia”, dijo Santiago Murphy, un amigo de Martin que vive en la capital salteña y que alberga en su hogar a los familiares del joven desaparecido.

“Lamentablemente por el tiempo transcurrido y la extrema peligrosidad de la geografía uno empieza a pensar lo peor. Pero se lo sigue buscando y se piensa en positivo: desde Iruya hasta la zona de la frontera no hay señal de internet, Mathieu se puede haber desorientado y puede estar perdido. Encontrarlo en el medio de la selva será extremadamente complejo”, dijo uno de los investigadores que participa en la búsqueda.

La situación también se agrava por un tema de competencia judicial. El fiscal Maldonado está restringido a ordenar medidas sólo dentro de su jurisdicción. Hoy la sospecha es que el joven estaría en territorio salteño, donde fue visto por última vez, con lo cual es probable que el fiscal Maldonado se declare incompetente para seguir buscándolo y la causa continúe en la justicia ordinaria de Salta, mientras se moviliza la Gendarmería Nacional.

 

FUENTE: INFOBAE

Comentarios