CINCO HOMICIDIOS

Fin de semana sangriento

Tres balaceras, una en la zona sur, otra en el oeste y otra en la ruta se llevaron media decena de vidas.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 13 de noviembre, 2017

La tensa calma que se vivía en Rosario en los últimos meses — en los cuales los índices de homicidios bajaron en forma considerable— se rompió en mil pedazos en la última semana, con una epidemia de homicidios y enfrentamientos armados que tuvo su punto más álgido —hasta el momento— el fin de semana.

El Primero

Los tiros arrancaron unos minutos antes de las 15.30 del sábado, cuando Lucas Jesus Sanchez fue acribillado por desconocidos en Valparaiso al 2600. La víctima fue trasladada al Heca, donde falleció producto de la heridas recibidas.

El ataque al preso

Unos minutos después tuvo lugar el hecho más truculento del fin de semana, cuando  el auto en el que viajaban Brian Alexis Rodirguez, de 24 años,  Rodrigo Silva, de 15, Javier Gatián, de 27 años y Alejandro G . de 22 fue acribillado en la autopista A012.

Según lo que pudieron establecer los investigadores, Javier Gaitán cumplía una condena por robo agravado en la cárcel de Piñero y sus acompañantes lo habían ido a buscar al penal.

Mientras regresaban a la ciudad un auto les cortó el paso y desde su interior un grupo de pistoleros les disparó cerca de 20 proyectiles. Fuentes oficiales aseguraron que en el ataque se utilizaron tres armas de diferentes calibre — 9, 3.80 y 11.25 milímetros—.

Alejandro G. fue el único sobreviviente.

El último

La noche del sábado se llevó la última víctima del fin de semana. Ocurrió unos minutos antes de las 21, cuando varios hombres se presentaron en los Fonavi de Parque del Mercado y balearon a un grupo de jóvenes, en Sanchez de Thompson al 200 bis.

Nicole A., de 17 años, y Nahuel Sebastián P., de 22, sufrieron heridas de bala en el abdomen y una nena de 6 años recibió un plomo en la pierna.  Yahir Nahuel Merlo, de 17 años, se llevó la peor parte. Los atacantes le dieron un tiro en la panza y otro en la cabeza. Murió en el acto.

Comentarios