tres muertos y tres heridos

Fin de semana sangriento

Se registraron tiroteos en zona oeste, sur y Villa Gobernado Gálvez.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 29 de enero, 2018

Inseguridad /Archivo

Foto: Franco Trovato Fuoco

El fin de semana que acaba de terminar a dejar un saldo negro para la ciudad. Esta vez tres personas murieron y otras tres quedaron internadas, dos en estado delicado, en medio de tres hechos violentos diferentes que tuvieron lugar durante la madrugada del domingo. Por los casos aún no hay personas detenidas, pero el fiscal Coria, que tiene a su cargo el esclarecimiento de los casos, confía en tener avances a corto plazo.

Los tiros de las 2 am

El primer ataque tuvo lugar en Empalme Graneros, en un kiosco de Carrasco y Solís. Allí estaban Pablo Emanuel P., de 22 años, y Emanuel Fernando M., de 34, tomando una cerveza, cuando dos muchachos pasaron en una moto y los balearon.

El más joven de los heridos fue trasladado al Heca, donde quedó internado, en buen estado. El muchacho de 34 fue alojado en el hospital Eva Perón. Allí le practicaron curaciones y determinaron que quede en observación en la sala de cuidado intensivo, con respiración asistida.

El ataque de las 5 am

El segundo de lo tiroteos tuvo lugar en Paraguay y colectora de Avenida de Ciurcunvalación. Allí hubo una fiesta a la cual entre 6 y 8 muchachos que se movían en cinco motos intentaron entrar, cuando ya había salido el sol; pero Matías Chapero, el organizador del evento, no les permitió el paso. “El pibe armó la fiesta y lo puso en su estado de whatsapp. Entonces se le llenó de desconocidos la casa y no lo pudo controlar”, señaló un vocero del caso.

De acuerdo a los datos aportados por testigos a los investigadores, la negativa de Matías no les cayó bien a los motoqueros: “uno de los que manejaba sacó un arma, se la dio al muchacho que viajaba con él, como acompañante y este arrancó a tirar”.

Chapero fue alcanzado por un plomo y murió en el acto. La misma suerte tuvo Lorenzo Sosa, de 30 años, que ni siquiera estaba en la fiesta. “La otra víctima salía de la casa de un amigo, que vive al lado, y quedó en medio del tiroteo” . Falleció por una herida de bala en la espalda.

Los investigadores esperan poder identificar al asesino y sus acompañantes mediante las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona.

El último tiroteo, a las 5.30 am

Media hora después del doble homicidio se registró otro hecho similar, esta vez en Villa Gobernador Gálvez. Fue en 12 de Octubre al 2100, donde el organizador también publicó la fiesta en su whatsapp y todo se descontroló. “Llegaron unos pibes que son choros y como no los dejaron entrar se quisieron llevar una moto que estaba estacionada en la puerta”, señaló un testigo.

En medio del intento de robo, del interior de la casa salió Mario Ezequiel Vega, el dueño del vehículo. El muchacho, de 26 años, quiso detener a los ladrones y fue acribillado en el lugar. También fue lesionado Victor Hugo G., quién recibió una herida de arma de fuego en su mano.

Por este hecho habría varios sujetos identificados.

Comentarios