infracción a las medidas sanitarias

Fiesta clandestina en Urquiza al 1500: el bar facilitó que se superara 6 veces la cantidad de personas permitidas

Según indicó la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, en el local podía haber 42 ocupantes, pero se registraron 230, casi el séxtuple.


El bar ubicado en Urquiza al 1500 en el que este fin de semana se llevó adelante una fiesta clandestina permitió el ingreso de casi el séxtuple de personas permitidas al lugar en el marco de la pandemia del coronavirus. Así lo reveló la secretaria de Control y Convivencia municipal, Carolina Labayru, este lunes, tras la detención de los 230 asistentes y el propietario del local.

"El local fue clausurado por incumplimiento de los protocolos sanitarios, por funcionamiento fuera del horario permitido y exceso de capacidad", afirmó Labayru y aclaró que sólo podrían haber estado en el espacio 42 personas, casi 6 veces la cifra autorizada por las autoridades.

La funcionaria contó que la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Policía de Acción Táctica llegaron al bar alertados por unallamado de un vecino por ruidos molestos. Una vez allí, detectaron la presencia de una gran cantidad de personas, incluso en la vereda "quienes al advertir la llegada de las fuerzas policiales y del cuerpo municipal ingresan al local cerrando sus puertas y no permitiendo el ingreso a los agentes". De ahí que los agentes consultaran con el fiscal Marcelo Vienna, quein autorizó el ingreso al comercio y la detención de los asistentes y del dueño del negocio. "En total fueron 230 los detenidos, quienes fueron trasladados a la Comisaría 2ª", aclaró.

Además, explicó que por la gran cantidad de arrestados "se utilizaron móviles policiales, móviles de la GUM y un colectivo del transporte público de pasajeros que circulaba por el lugar vacío" y concluyó: "El incumplimiento de algunos no puede hacernos retroceder poniendo en riesgo la salud y el trabajo de aquellos que sí respetan las normas".

x
Paladini flotante