RADIO MITRE ROSARIO

Fernanda Gigliani: “Me parece que esto llegó a un punto límite”

Según la concejala, la solución ante los hechos de violencia entre taxistas está en manos de la Municipalidad.

Por Rosario Nuestro Redes

miércoles 16 de mayo, 2018

La concejala Fernanda Gigliani, del partido Iniciativa Popular, dialogó con El Puente de Radio Mitre Rosario sobre la situación de los taxistas debido a los hechos recientes de violencia y la responsabilidad de los dirigentes políticos en resolver estos casos y evitar próximos disturbios.

Según Gigliani, la situación de los trabajadores del volante es complicada. Hace 15 días recibió en su oficina a un grupo de mujeres conductoras que plantearon que sufren  aprietes y amenazas en el ámbito de la terminal de ómnibus.

Todo se dio a conocer cuando se viralizó un vídeo donde un taxista era agredido por otro. “Hoy nos encontramos a primera hora de la mañana en la puerta del Concejo Municipal con una fila de taxis estacionados” dijo la concejala y agregó que los taxistas no subían ni bajaban pasajeros. Eso resultó extraño e intimidatorio. Es por eso que le enviaron una foto a a la secretaria de Trasporte Mónica Alvarado para que investigue qué estaban haciendo ese grupo de taxistas en la puerta del Concejo.

“Nosotros el día viernes ya hicimos una denuncia penal por esto, por lo tanto ya hay un fiscal que está tomando testimoniales”, dijo Gigliani que junto a Maria Eugenia Schmuck decidieron ir ala justicia porque “hay un gran temor por parte de muchos taxistas” en virtud de los acontecimientos que son públicos, de poder poner su cara y poder afrontar y prestar testimoniales frente a un fiscal.

Gigliani señaló que hace falta que la voz del Estado sea clara, que no haya margen para que nadie se pueda considerar dueño de ninguna parada. Según la concejala, ese es el mensaje más claro que tiene que dar la intendenta.

Todas las herramientas para frenar estas situaciones la tiene la Municipalidad. Según la concejala, no se le puede echar la culpa a la nación ni a la provincia. Estas situaciones deben ser controladas por la municipalidad de Rosario. En el año 2015 se aprobó un punto fijo de control las 24 horas en el ámbito de la terminal, todavía no se cumplió.

La versión de Gigliani es que se llegó a este punto por dos posibles motivos, el Estado se hace el distraído o es parte del problema. “Me parece que esto llegó a un punto límite, no se pueden hacer los distraídos, ni la intendenta, ni los funcionarios de menor rango. Tampoco los concejales o las asociaciones de taxistas”. Y agregó para finalizar:“Decir que hay auto atentados es una forma de descalificar todas las denuncias que incluso muchos taxistas están presentando en fiscalía”.

 

Comentarios