salud

Falleció el hombre que había sido operado en Rosario tras un fallo inédito de la Justicia

La Justicia de Rosario hace unos días autorizó un transplante entre dos personas vivas, extranjeras y no relacionadas entre sí. El paciente guatemalteco fue operado en Rosario y falleció este miércoles.


Falleció el paciente guatemalteco al que le realizaron un trasplante de hígado en un sanatorio de la ciudad. La operación había sido aprobada por la Justicia Federal de Rosario hace unos días, ya que el donante (de la misma nacionalidad que el paciente) era el cuñado del fallecido, y por ley no está autorizado a donarle un órgano para trasplante por ser pariente de afinidad.

El hombre fue operado y finalmente falleció este miércoles. Su cuñado sigue internado y espera ser dado de alta el fin de semana.

El hombre de Guatemala tenía 50 años y sufría de cáncer terminal en el hígado. Ya que en su país no se hacen este tipo de cirugías, llegó a Argentina para intentar salvar su vida.

Los familiares de sangre no tenían compatibilidad para la donación, por lo que su cuñado -pariente por afinidad- se ofreció. Como en el país no son legales los trasplantes de personas vivas no relacionadas, ya que la legislación está diseñada para evitar contrabando, la Justicia de Rosario tuvo que actuar.

En este sentido, el pasado 27 de octubre la jueza Sylvia Aramberri del Juzgado Federal 2 de Rosario autorizó el transplante, ya que el paciente corría serios riesgos de vida. Esta operación (de pacientes vivos no relacionados) comprendió la primera en la ciudad.

x
Paladini flotante