UNIVERSIDAD DEL CEMA

Estudiantes argentinos crearon una máquina que puede enfriar una bebida en segundos

Gracias a inteligencia artificial, una lata de cerveza que ingresa al aparato a temperatura ambiente (25° C.), sale en 30 segundos a 3° C.


A Marcos Condomí Alcorta, Nicolas Kolliker Frers y Santiago Schmidt, estudiantes de Administración de Empresas de la universidad del CEMA, les asignaron la tarea de pensar un producto innovador y su correspondiente programa de negocios.

Es por eso que estos jóvenes argentinos, en base a su propia experiencia, pensaron en algo que sería muy útil: una máquina que enfríe bebidas en poco tiempo.

La materia fue aprobada, pero los estudiantes decidieron avanzar con el proyecto. Así nació Chill it, es como un microondas pero al revés: este enfría bebidas a una velocidad extrema.

A la fabricación se sumaron  Luciano Cismondi y Pablo Di Lorenzolo.

La máquina cuenta con una red neuronal que, según la característica de la bebida, elige el mejor proceso para el enfriamiento al tiempo justo.

Gracias a esta inteligencia artificial, una lata de cerveza que ingresa al aparato a temperatura ambiente (25° C.), sale en 30 segundos a 3° C.