Quema en las islas

Estremecedor relato de Cabandié tras apagarse el fuego: ''hemos visto la degradación ambiental, esqueletos de animales y un suelo degradado''

La ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet, junto al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié contaron cómo vieron las islas, tras el trabajo realizado por brigadistas para apagar los incendios.


Durante este fin de semana, la ministra de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe, Erika Gonnet, junto al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié sobrevolaron las islas tras el trabajo realizado por brigadistas para apagar los incendios del humedal.

En ese contexto remarcaron con tristeza “hemos visto la degradación ambiental, esqueletos de animales y un suelo degradado, porque con la intención de mejorar el forraje, lo único que se hizo fue empeorar el suelo. Se va a tardar mucho tiempo en recomponerse la biodiversidad”.

Apenas aterrizaron en el territorio de islas del Delta del río Paraná, donde observaron los operativos, dialogaron con los brigadistas a quienes agradecieron su trabajo e informaron: “la situación, por suerte y gracias al trabajo que han realizado, se pudo apagar. Estuvimos relevando territorio y hay focos donde aún queda un poco de humo, y hay que evitar que se acerque a áreas que puedan tener combustión”, aseguró Cabandié.

Gonnet por su parte destacó la labor de las personas que trabajan en el lugar. “Bajamos y acompañamos a los brigadistas que nos mostraban los focos que quedan encendidos. Ahora se lleva a cabo un trabajo muy minucioso en cada uno de esos lugares, donde se hace una labor muy artesanal”, dijo, y cerró: “Pudimos ver la extensión de los incendios, le damos un gran valor al trabajo que han hecho todos los brigadistas en el lugar. Vimos las consecuencias en los pastizales, y en muchos animales”.

Por último el ministro Cabandié agregó: “Esperamos que la Justicia actúe con mucha firmeza y ahínco, para dar con los responsables de esta masacre ambiental que vivieron los rosarinos y habitantes de la costa del Paraná. Y que, lamentablemente, durante varios días trajo un perjuicio grandísimo que va a llevar mucho tiempo en recuperarse a partir de estas quemas indiscriminadas e irresponsables que se realizaron”.