VIDEO

"Está maldita esta cancha para vos": la noche que Maradona vivió un feo momento en el Gigante de Arroyito

Este sábado, el campeón del mundo con la Selección Argentina volverá a pisar el verde césped del estadio de Rosario Central.


Uno de los condimentos extra que tendrá el duelo entre Rosario Central y Gimnasia en el Gigante de Arroyito es la presencia de Diego Armando Maradona. El entrenador de Gimnasia vistió los colores de Newell's y habló mal de la institución auriazul en más de una ocasión, lo que genera algunas diferencias entre los hinchas que lo admiran por lo que significó para el fútbol y la Selección y otros que solo piensan en Central.

Con la duda planteada de sobre cómo la pasará Maradona en el Gigante ante un posible clima hostil, hay un recuerdo poco feliz del Diez enfrentando a Central y en el mismo estadio que pisará este sábado. El hecho se remonta al Clausura 1996 y lo tuvo a Diego como protagonista vistiendo la camiseta de Boca.

Aquella noche, el Central de Don Ángel Tulio Zof recibió la visita del Boca de Carlos Salvador Bilardo, con Diego Maradona como bandera del equipo xeneize. Sin embargo, en la mencionada jornada de invierno la historia no sería tan feliz en lo personal para el oriundo de Villa Fiorito.

Cuando corrían los 60 minutos del partido, Maradona malogró un penal a manos de Hernán 'el Rifle' Castellano, que le adivinó la intención y se lo atajó tirándose hacia su izquierda. En la recordada transmisión televisiva, el relator Walter Nelson expresó segundos después del tiro de penal fallado: "No se puede creer, está maldita esta cancha para vos, Diego".

Video:

El periodista hacía alusión a que tiempo atrás, por aquel mismo campeonato y en el mismo estadio, Maradona erró un penal en el Gigante de Arroyito, esta vez ante Newell's, que hizo como local en cancha de Central. Ese penal fallido fue el inicio de una serie de cinco penales consecutivos sin convertir por parte de Diego en apenas siete fechas, pasando en el medio ese tiro atajado por Castellano.

Su equipo correría mejor suerte la noche de invierno en Arroyito, un tiro libre ejecutado con su zurda permitió que Néstor Fabbri marcara el único gol del partido. Apenas cuatro minutos más tarde, el árbitro Ángel Sánchez le daría un segundo penal a Boca por una falta inexistente de Martín Cardetti contra Maradona.

En una recordada imagen, el ex campeón del mundo con la Argentina empezó a hacer ademanes para decir que él no patearía ese segundo penal y se retiró lesionado de la cancha, cerrando una noche negra para el Diez.

El encargado de ejecutarlo fue Juan Sebastián Verón y la pelota se fue desviada por encima del travesaño.

Resumen completo:

x
Paladini flotante