¿Es efectiva la dieta del metabolismo acelerado?


Las tres etapas de la Dieta

Se estructura en tres fases de lunes a domingo que se deben repetir durante cuatro semanas:

  1. Primera fase: los días lunes y martes se consumen muchos carbohidratos y frutas.
  2. Segunda fase: los días miércoles y jueves se eligen proteínas y vegetales.
  3. Tercera fase: viernes, sábado y domingo, todo lo anterior más grasas y aceites saludables.

Su creadora y autora del libro Haylie Pomroy explica que “cada fase se centra en distintos alimentos para calmar las glándulas suprarrenales, reducir el estrés en el hígado y alimentar la tiroides para que pueda producir hormonas T3 y T4, las superestrellas de un metabolismo rápido. También reduce el estrés y como resultado amortigua la producción de cortisol, uno de los responsables de almacenar tejido adiposo”.

Las reglas de la dieta

  • Comer cinco veces al día.
  • Comer cada 3 o 4 horas.
  • Desayunar al despertarse.
  • Seguir el plan al menos 4 semanas.
  • Respetar los alimentos de cada fase.
  • Respetar el orden de las fases.
  • Tomar agua.
  • Consumir productos bio y carne.
  • Hacer ejercicio.

 

¿Qué dicen los especialistas?

Desde la opinión de los especialistas las dietas producen el descontrol alimentario. Algunas profesionales como la doctora Mónica Katz, autora del libro “No Dieta” y la licenciada en nutrición Agustina Murcho sostienen que la prohibición aumenta el deseo y esta dieta al destinar grupos de alimentos para ciertos días restringue el consumo de otros.

Esto puede ser contraproducente y generar desórdenes alimentarios.

La especialista en nutrición, Noelia Arguello afirma que “sin ningún sustento científico es una dieta desequilibrada porque no contiene todos los grupos de alimentos y las cantidades suficientes de nutrientes diarios para que el organismo pueda realizar todas sus funciones (reguladoras, plásticas y energéticas)”.

Resultados a corto plazo

A muchos les puede resultar con un descenso de peso rápido pro será insostenible en el tiempo siguiendo una estructura tan restrictiva como parte de un estilo de vida” agrega.

Cualquier dieta de este tipo que uno haga y deje, vuelve a subir. Y cuanto más estricta es la dieta, mayor es la suba de peso. Porque hay una revancha del cuerpo y de la mente” concluye la licenciada.