siguen las negociaciones

Ernesto Sanz rechazó incorporarse al Gabinete y confirmaron a Germán Garavano en Justicia

El referente radical sonaba para Defensa.

Por Diego Montejo

domingo 2 de septiembre, 2018

El radical Ernesto Sanz rechazó una vez más incorporarse al Gabinete nacional. El ex titular del partido, según adelantó a Clarín a primera hora de la tarde de este domingo, había sido citado a la Quinta de Olivos. Tenían pensado ofrecerle el Ministerio de Defensa, que en la actualidad ocupa su correligionario, Oscar Aguad. No es la primera vez que este aliado le dice no a un ofrecimiento de Mauricio Macri; antes de asumir en la Rosada, a fines de 2015, se había anunciado que sería ministro de Justicia, pero luego adujo motivos personales y lo descartó.

Y justamente la cartera de Justicia es la que produjo otra confirmación, ya entrada la noche. Allí seguirá Germán Garavano. Una de las versiones que viene circulando desde hace varios días -y hasta semanas- hablaba de un fuerte recorte en el presupuesto de este ministerio, lo que disparaba rumores sobre una salida de Garavano.

Según confiaron fuentes oficiales al matutino porteño, a horas de los anuncios de medidas económicas y cambios en el Gabinete, se sigue negociando sobre todo en este último rubro.

Carrió dice que sostiene a la República sin pedir cargos y elogia a Quintana y Lopetegui

Por el momento, se sabe que el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, le ofreció el cargo de canciller a Alfonso Prat-Gay, pero aún no está ratificada su vuelta. Las conversaciones están avanzadas e incluso el actual ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, está camino a Buenos Aires y se haría cargo de parte de la organización del G20, como una salida elegante. Pero al menos hasta las 20, Prat-Gay no había sido convocado a Olivos para cerrar su vuelta.

En cuanto al área económica, luego de fuertes versiones sobre otro regreso, el de Carlos Melconian, durante la tarde se confirmó que Nicolás Dujovne seguiría como ministro de Hacienda e incluso se detalló que viajará con el titular de Finanzas, Luis Caputo, a negociar el nuevo acuerdo con el FMI, desde el martes.

También se confirmó el desplazamiento de los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, lo que implica un fuerte golpe para su jefe directo, Marcos Peña. Como consuelo, a ambos les ofrecieron dos cargos de menor incidencia. Lopetegui parecía más entusiasmado con seguir.

La negativa de Sanz, uno de los fundadores de Cambiemos, junto a Macri y Elisa Carrió, había desatado la furia de la líder de la Coalición Cívica, que lo ubica como uno de sus principales enemigos internos. Ya Carrió debió digerir la salida de Lopetegui y Quintana, a quienes calificó como “los mejores funcionarios” del Gabinete. Con Sanz, al menos tuvo una alegría.

Comentarios