CENTRAL CÓRDOBA 1 - ROSARIO CENTRAL 1

El Canalla no pudo aguantarlo y empató en Santiago del Estero

El conjunto de Diego Cocca se "encontró" con un regalito del arquero ferroviario pero un fierrazo de Vera Oviedo estableció un justo reparto.


Rosario Central termina sumando un punto, porque esa es la sensación final mas allá que en algún pasaje se vio ganancioso tras una falla garrafal del Ruso Diego Rodriguez. Mas allá de ese segmento donde no pudo cerrar el trámite favorable ante la desesperación de Central Córdoba por llegar a la igualdad, el reparto de puntos termina entregando una dosis de justicia en un desarrollo de mucha pierna y poco cerebro.

Es que los Ferroviarios fueron intensos, persistentes y lo incomodaron a los auriazules durante gran parte del desarrollo, especialmente en la zona media. Es que en esa zona los dirigidos por Cocca no tuvieron volumen ni posesión en esa franja, compuesta básicamente con jugadores predispuestos al sacrificio y el músculo.

Para colmo de males, en el primer tiempo sufrió mucho por el sector de Nahuel Molina y Diego Novaretti y siempre pareció incómodo con el desarrollo mas allá que los auriazules contaron con algunas chances puntuales para pegar el gran golpe, apostando a un pelotazo largo para Rius o Gamba o bien la banca de Sebastián Ribas.

En el complemento y en un trámite de gol gana, Diego Rodriguez hizo lo que no podía Central. De un remate inofensivo de Ciro Rius, el Ruso tuvo dos errores en cadena y con un tacazo la mando al fondo de la red para que la visita se encuentre "sin querer" arriba en el tanteador.

De ese golpe y ante la desesperación de los del Sapito Coleoni, los de Cocca le pusieron mas fervor, menos espacios de mitad de cancha hacia atrás y cambios que reafirmaron las intenciones de proteger el cero en su arco a como de lugar. Ya no había resto para cerrar la contienda con una contra profunda. Los santiagueños, jugados por jugados, encontraron un golazo a través del paraguayo Vera Oviedo para estampar la igualdad.

Ese último capítulo de la contienda mostró a los locales involucrados en el asalto final con la clara intención de ganarlo y erigiendo a Jeremías Ledesma, al final de cuentas, como el mejor jugador de Rosario Central.