Consumo de nafta

“En septiembre tuvimos que modificar los precios cuatro veces”

Los estacioneros señalan que la situación es “grave” y que lo peor “aun no llegó”.

Por Ignacio Pellizzón

jueves 11 de octubre, 2018

Foto: Franco Trovato Fuoco/ Rosario Nuestro

Por la crisis económica cada vez más automovilistas optan por cargar nafta súper, inclusive coches de alta gama, desplomándose así el consumo de las premium que tienen una diferencia de hasta $6.

Desde hace varios meses que en las estaciones de servicio de Rosario no se llenan por completo los tanques de combustibles, sino que se carga a granel. La recesión, inclusive, está provocando que las versiones premium de las naftas se estén desplomando por una caída libre en el consumo.

Desde la Federación Argentina de Expendedores de Naftas del Interior (Faeni) señalan que la situación es “grave” y que lo peor “aun no llegó”. “Solamente en septiembre modificamos los precios 4 veces”, afirmó su presidente, Daniel Giribone, y resta el traspaso final producto de la megadevaluación.

“En agosto, por ejemplo, se cambiaron los precios los días 6, 11 y 22; en septiembre fueron el 1°, 3, 12 y 29; y ya el 3 de octubre tuvimos que volver a aumentar”, expresó. No hay muchas alternativas para bajar el consumo de nafta. Por este motivo, la gran diferencia de precio empuja a que se dispare el consumo de las naftas súper.

Si bien cada estación de servicio maneja distintos niveles de caída, desde Faeni estiman que solamente en septiembre la baja rondará entre el 12 y el 15%. “Y la verdad es que no me animaría a afirmar que no va a haber más aumentos, porque todavía no se ajustaron los precios al dólar actual”, apuntó Giribone.

La grave situación lleva a los estacioneros a una especulación crítica y dramática que esperan que no suceda, pero que no pueden eludirla: “Si esto no cambia o mejora, es probable que haya despidos e, inclusive, hasta cierre de estaciones de servicio, porque ya es insostenible”.

En lo que va del año, la nafta súper aumentó 13 veces y lleva acumulado un aumento de casi el 60%. En Rosario la súper cuesta $40, 27 y la premium $46, 07, mientras que en Mendoza los precios son $37, 97 y $43, 57, en Ciudad de Buenos Aires son $36, 76 y $43, 47, respectivamente.

Las tarjetas, otro problema 

Los estacioneros de la Provincia de Santa Fe agrupados en FAENI, con el apoyo de CECHA -la Confederación Nacional que nuclea a las empresas del sector expendedor de combustible de todo el país- demandaron a PRISMA, la empresa dueña de las tarjetas VISA.

Las acciones conjuntas desarrolladas por FAENI contra PRISMA incluyen una denuncia presentada en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, junto a una demanda en el ámbito de la Justicia Nacional Comercial y un proyecto de ley.

“El motivo de las presentaciones es poner fin al abuso de posición dominante que ejerce la dueña de VISA, debido a los extendidos plazos de acreditación por las ventas con tarjeta de crédito y los altos aranceles que cobra Visa a las Estaciones de Servicio”, detallaron a este medio.

Prisma es la empresa más importante en el mercado de las tarjetas de débito y crédito en Argentina, ya que pasan por sus manos casi el 70% de las operaciones con esa herramienta de pago. “Ellos son monopólicos y nos están pagando a los 18 días hábiles, es decir, a los 28 días corridos -si es que no hay feriados-, con lo cual para nosotros es un drama porque el combustible lo pagamos por adelantado o de contado y cuando cobramos lo de las tarjetas apenas llegamos a cubrir los costos”, disparó el presidente de Faeni.

Comentarios