RADIO MITRE ROSARIO

"En alerta y con profunda preocupación" viven desde el sector gastronómico la posibilidad del retroceso de fase

Carlos Mellano, titular de la Asociación Hotelero Gastronómica, en comunicación con El Puente remarcó que "hay parámetros para discutir".


A pesar de que el último reporte del Ministerio de Salud de la provincia marcó 44 nuevos casos de coronavirus en la ciudad, advirtieron que existe la posibilidad de retroceder de la fase en la que nos encontramos. Por ese motivo, enumeraron la nueve actividades que volverían a restringirse y entre ellas se encuentran los bares y restaurantes. Para, Carlos Mellano, presidente de la Asociación Hotelero Gastronómica y Afines, la situación los "pone en alerta y con profunda preocupación".

Este martes el gobernador Omar Perotti no descartó tener que volver de fase ante el aumento de casos de coronavirus en la provincia. Si bien, todavía no está la palabra final, entre las actividades que podrían suspenderse otra vez está la concurrencia a bares y restaurantes que habían vuelto a abrir al público el 10 de junio pasado. Y desde la Asociación Hotelero Gastronómica mostraron su preocupación al respecto.

"Los anuncios nos sorprendieron, no discutimos cuestiones sanitarias pero hay que encontrar un equilibrio porque volver a fase 1 sería muy difícil", remarcó Mellano, su titular, durante una entrevista al aire del programa El Puente que se emite por Radio Mitre Rosario.

Señaló que "no alcanza" ya con el sistema delivery, con el que muchos bares y restaurantes se mantuvieron a flote durante la primera parte de la cuarentena; y aseguró que los locales funcionan bien con sus protocolos. En todo este tiempo no se contaron contagios en los bares.

"Nosotros dependemos del Decreto Provincial y si determinan que Rosario cambie de fase nosotros tendríamos que cerrar nuestras puertas, nos pone en alerta y con profunda preocupación. Nosotros como actividad dimos muestras de protocolo casi en un 100%, cuando hubo problema de incumplimiento hubo clausura. Hablamos de una masa de trabajadores, familias, emprendedores que sufriría un problema de subsistencia. ", resaltó.

Por otro lado, aclaró que no hay un pedido institucional de extensión de horario pero lo consideran: "Cómo subsistimos a este escenario con limitación de horario, mesas de seis, trabajar al 50% todavía hay parámetros a discutir. El distanciamiento se va a quedar pero hay que flexibilizar el horario. Es una mala situación pero abrimos, es un inicio".