Leo Fernández se juega su futuro

El último y más decisivo examen

lunes 4 de diciembre, 2017

Cuando Paolo Montero dejó su cargo luego de caer eliminado en las semifinales de la Copa Argentina ante Atlético Tucumán, la dirigencia canalla decidió darle la chance a Leo Fernández por los cuatro partidos que quedaban en el año, todos ellos de “alto riesgo”.

Central y el DT interino salieron no sólo bien parados de dos muy bravas como Talleres en Córdoba y Boca en el Gigante, sino además victoriosos cuando los pronósticos no presagiaban finales alegres para dichos compromisos.

Ante la postergación del choque ante Indpendiente, que como daño colateral le quitó a Fernández la chance de contar con Zampedri en el Clásico, las pruebas en pos de su pelea por quedarse de forma definitiva en el cargo se redujeron a tres y la que le queda es ni más ni menos que el duelo ante el rival de toda la vida.

Leo está gordo de confianza, sus chances de ser quien esté al frente del plantel en enero para la pretemporada se acrecentaron de forma notable, de hecho el propio vicepresidente, Luciano Cefaratti, así lo admitió en diálogo con Radio Mitre Rosario.

Newell’s estará en frente el próximo domingo desde las 17 y Fernández, que ya avisó que si no es elegido como el próximo técnico canalla prefiere alejarse del club, se jugará no sólo lo que tiene que ver con las cuestiones del honor sino también su propio futuro en su carrera.

El choque ante los de Juan Manuel Llop será para Central la oportunidad de afirmar la levantada de fin de año, pero para el técnico que dijo sentirse en el club más grande del país, su gran chance de que nadie le quite el buzo, la chomba y el jogging con el escudo que ama lucir. Se aproxima el último y más decisivo examen.

Comentarios

Te puede interesar