experiencia sensorial

El Teatro Colón abre sus puertas y su música a bebés menores de dos años


Se trata de una propuesta que comprende actividades para estas vacaciones de invierno en la que se contempla a chicos en la primera infancia. Se denomina como el ciclo Colón para Bebés; una actividad musical y corporal que tendrá lugar este mes en el Salón Dorado del teatro más prestigioso de la ciudad, con la idea de estimular el vínculo entre padres e hijos.

Colón para Bebés serán cuatro fechas programadas para el sábado 22, domingo 23, sábado 29 y domingo 30 de junio. La propuesta está dividida en tres niveles y cada grupo, separado por franjas de edad, tendrá su horario específico: de 3 a 9 meses, a las 10 horas, de 10 a 18 meses, a las 12 horas y de 19 meses a 2 años, a partir de las 14 horas.

Los tickets cuestan $800 (un adulto y un niño) y $1.200 (dos adultos y un niño) y se consiguen en la boletería del teatro o por internet. Se recomienda ir con ropa cómoda y medias porque hay que moverse descalzo. También hay cambiadores y lugar para guardar los cochecitos. ¡A jugar!

"La propuesta es para jugar y para que las sensibilidades empiecen a desarrollarse vinculadas al arte y a la música que hacemos en el Colón. Nos interesa trabajar con eso. Que sean actividades que puedan despertar creatividad, porque eso sirve para el juego, para la personalidad, para la vida e incluso puede despertar alguna vocación", dijo María Victoria Alcaraz, que es la primera directora mujer del Colón.

Más que un concierto tradicional, es una experiencia sensorial, donde no hay espectadores sino participantes activos. La puesta incluye una orquesta vestida de época (piano, cello, flauta, celesta, xilofón) y una bailarina con la que adaptan la obra de Saint-Saëns para 25 niños que juegan con los adultos. Dura 50 minutos y está dirigida por Eugenia Schvartzman y Mariana Cincunegui, quienes proponen las consignas y van guiando al grupo.

“Trabajamos con especialistas en niñez y educación, en conjunto con los músicos y bailarines: no queremos ceder un centímetro de la calidad y excelencia del lugar, ni siquiera en una propuesta infantil”, aseguró Alcaraz.