Primarias 2019

El socialismo busca una interna entre Javkin y Cappiello para retener Rosario

El Frente Progresista apuesta al retroceso de Cambiemos.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 13 de julio, 2018

FUENTE: LAPOLITICAONLINE.COM

La elección de 2011 fue la última victoria contundente del socialismo que desde 1995, con Hermes Binner a la cabeza, cosechaba votos rosarinos a raudales. Ese año fue elegida Mónica Fein como intendenta con el 51 por ciento de los votos sacándole más de 20 puntos al histórico Héctor Cavallero. El PRO empezaba a asomar y obtenía un tímido 10 por ciento.

A partir de allí, los resultados fueron cada vez más ajustados y en el 2015, luego de unas PASO adversas, Fein logró alcanzar la reelección por apenas dos puntos de ventaja por sobre la macrista Anita Martínez.

Los resultados de los comicios pasados arrojaron un panorama más que preocupante para el oficialismo. En 30 años de hegemonía política en la ciudad -solo había perdido por estrecho margen en las elecciones a concejales del 2001- el socialismo quedó relegado a un lejano tercer lugar detrás del PRO y del justicialismo.

Esta elección ubicó a Roy López Molina, la joven promesa del macrismo, a un paso de la intendencia en el 2019. Sin embargo, en las últimas semanas con la disparada del dólar y la inflación, la corrida bancaria y el abrupto abandono del gradualismo llenó de incertidumbre el panorama del próximo año.

En Cambiemos reconocen por lo bajo la preocupación mientras que en el Frente Progresista afirman que la “marca Cambiemos” está sufriendo un desgaste importante por la situación nacional y confían en dar otro batacazo y quedarse en el Palacio de los Leones.

De hecho, importantes fuentes del radicalismo admitieron a LPO que no descartan repetir la estrategia de integrar Cambiemos para las elecciones nacionales y seguir siendo aliados del socialismo en lo local, un síntoma de imprevisibilidad.

Para ello, en el progresismo plantean una interna competitiva y ya hay candidatos anotados. Por un lado, el ex Coalición Cívica Pablo Javkin que inscribió un partido distrital nuevo, Creo y terminó de romper definitivamente con Lilita Carrió.

Javkin tiene buen vínculo con el gobernador Miguel Lifschitz quien lo avaló para que encabece la lista del oficialismo en la elección pasada. Era la primera vez que el socialismo competía con un extrapartidario. “A las bases mucho no le gustó” siguen repitiendo algunos paladares negros del partido centenario.

Por otro lado, se apuntó el ex ministro de Salud de la provincia durante la gestión de Binner y parte de la de Bonfatti, Miguel Cappiello, quien se propone reflotar la estructura territorial que supo tener el partido en todos los barrios de la ciudad y que les redituó en tantas campañas electorales.

“Hay que hablar con la gente que es donde están los problemas. Recorro los barrios y veo que hay muchas necesidades” sostuvo Cappiello en una charla con LPO. La sutil crítica apunta, sin decirlo, a los problemas de gestión, el corrimiento del Estado en los barrios y el consecuente ascenso de la inseguridad y del delito organizado.

“Tenemos que reforzar la estructura de seccionales, hablar con la gente, escucharla y explicar lo que se quiere hacer” apuntala Capiello quien confía en poder ganarle al PRO: “Ya le gané una vez a Anita siendo ella mucho más linda que yo” remató con su característico humor.

El médico socialista espera ser el candidato del consenso dentro del socialismo aunque sabe que la intendenta Mónica Fein también impulsa su propia candidata, la concejala Verónica Irizar. Las negociaciones hacia adentro del partido no serán fáciles.

Cappiello reflotará el Puerto de la Música

El actual senador y posible candidato socialista reconoció a LPO que volverá a insistir con el megaproyecto Puerto de la Música, un viejo anhelo de Hermes Binner de construir un moderno complejo cultural a pocas cuadras del Monumento a la Bandera sobre el río Paraná.

Inspirado en la Ópera de Sídney y la Catedral de Brasilia el proyecto fue diseñado por el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. El ambicioso emprendimiento no estuvo exento de críticas y polémicas.

Desde la oposición sostenían que Rosario tenía necesidades mucho más prioritarias que el Puerto de la Música. A pesar de las voces en contra, Miguel Capiello prometió darle un nuevo impulso al proyecto “son obras que con el tiempo se valorizan por lo que aporta a la ciudad” afirmó con pleno convencimiento.

Comentarios