El secreto de las Dietas a Distancia

Se presentan como una variante para bajar de peso. Consisten en tratamientos personalizados hechos por un profesional con un plan de seguimiento diario.

Por Gimena Rubolino

sábado 10 de febrero, 2018

Hay muchas personas que no tienen acceso a una consulta, que no pueden trasladarse hasta un consultorio sea por razones de tiempo, geográficas, de salud; o porque simplemente hacen todo por internet.

El Dr. Cormillot y su equipo de especialistas han diseñado un Plan Nutricional Online, que además de ser un sistema de dieta que se va actualizando semanalmente según las necesidades y progreso; cuenta con el apoyo de una nutricionista on-line personal, y de profesores de educación física a quienes se pueden realizar consultas e incluso participar de chats diarios.

Cormillot es uno de los muchos profesionales en nutrición que ofrecen esta nueva modalidad para bajar de peso.

¿Qué se necesita para hacer dieta on line?

La licenciada en Nutrición Julia Farré sostiene que “para poder seguir el tratamiento a distancia, simplemente se necesita un equipo básico y muchas ganas y motivación para alcanzar los objetivos, ya sea adelgazar, mejorar marcas deportivas, etc”.

A su vez, es necesario tener:

  • Un ordenador con acceso a Internet y con cámara web.
  • Un usuario activo en Skype para conectarse.
  • Un correo electrónico.
  • Una impresora. Tampoco es imprescindible, pero imprimir la pauta dietética ayuda a poder hacer anotaciones sobre ella.
  • Estar en un sitio tranquilo y con privacidad. Se trabajan aspectos personales que la gente del entorno no tiene por qué escuchar.

Julia Farré explica que en la primera visita es necesario saber cuanto mide el paciente y cuanto pesa. En el caso de dietas para bajar grasa, volumen o peso también se recomienda tener a mano una cinta métrica de costura para poder medirse.

Las visitas tienen la misma duración y procedimiento que una visita presencial, la dieta se envía por email y los pagos se realizan mediante transferencia bancaria.

 

Las ventajas y desventajas de esta modalidad

Llevar un plan de descenso de peso a distancia puede ser útil si se realiza con responsabilidad y constancia, al igual que un tratamiento presencial.

Es necesario seguir las indicaciones del especialista y complementar el tratamiento con actividad física.

Como ventajas,  se ahorra tiempo, se evita el gasto del traslado al consultorio, es más privado y en aquellas personas que tienen vergüenza puede ser hasta más cómodo optar por esta modalidad.

En lo que se refiere a las contraindicaciones, si los objetivos no están claros el tratamiento puede no ser exitoso. No es lo mismo bajar de peso que ganar masa muscular, los planes alimentarios tendrán distintas opciones.

Si no se es constante con los requerimientos el plan no funciona y puede significar pérdida de dinero.

 

Comentarios