otra instancia de debate

El próximo año intentarán tratar nuevamente el aborto en Diputados


El diputado nacional de Cambiemos Daniel Lipovetzky aseguró hoy que en marzo se presentará nuevamente el proyecto de ley sobre interrupción voluntaria del embarazo porque luego "va a ser imposible" debido a la campaña electoral.

"Si la presentación no se da en el primer trimestre, después va a ser imposible porque todos van a estar en campaña", indicó Lipovetzky, al tiempo que estimó que la presentación podría ser "el 8 de marzo, por lo simbólico" de esa fecha, dado que además de conmemorar el Día Internacional de la Mujer fue la elegida este año para el paro nacional de mujeres.

En declaraciones a AM 530, el diputado oficialista que está entre los impulsores de la ley y que encabezó el debate como presidente de la Comisión de Legislación General destacó que la iniciativa se viene presentando "hace ya 12 años" y que buscará reunir más firmas de apoyo y superar el récord de este año, con 71 adhesiones.

La iniciativa será presentada y luego de que tenga estado parlamentario "se verá si se puede impulsar el debate", indicó Lipovetzky, al tiempo que remarcó que "hay que tener en cuenta que, al ser un año electoral, hay dificultades en la búsqueda de consenso".

El diputado señaló que el proyecto "seguramente" no será igual al que se trató este año y que uno de los aspectos sobre el que podría haber modificaciones "es en la objeción de conciencia, que fue uno de los puntos más debatidos".

Según el legislador nacional por la provincia de Buenos Aires, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito "está viendo" cuáles serán los cambios, en base a la experiencia del debate que se llevó a cabo este año.

Lipovetzky sostuvo que la nueva presentación de la iniciativa será para "dar una señal" a "millones de mujeres y argentinos en general que realmente quieren que se avance con una ley de estas características".
El proyecto para legalizar el aborto fue aprobado en junio pasado por la Cámara de Diputados con 129 votos a favor a 125 en contra, pero el Senado lo rechazó con 38 votos a 31.