Sierra Chica

El presunto asesino de Araceli Fulles murió luego de haber sido atacado en prisión

Darío Badaracco murió en un hospital tras ser atacado por dos compañeros de celda. Investigan si fue una pelea o si lo mandaron a matar.

Redacción Rosario Nuestro

domingo 14 de abril, 2019

Según las fuentes, los guardias escucharon gritos y al observar por el pasa platos de dicho calabozo observaron que Darío Baradacco era agredido por los otros compañeros, por lo que ingresaron y detuvieron el ataque.

Darío Badaracco, detenido en el penal de Sierra Chica como el presunto asesino de Araceli Fulles, la joven estrangulada en 2017 en la localidad de José León Suárez, murió tras ser atacado a golpes y quemado con agua caliente por dos compañeros de celda, uno de los cuales confesó que se trató de un “problemas de presos” y que lo tenían que “arreglar de esta manera”.

Araceli Fulles tenía 22 años.

Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informaron a Télam que Badaracco (31) falleció ayer luego de haber permanecido internado cinco días en un hospital de la ciudad de Olavarría, en el centro de la provincia de Buenos Aires.

Todo comenzó el 8 de abril último, alrededor de las 17, en la celda 766 del Pabellón 10 de la Unidad 2 de Sierra Chica, donde el presunto asesino estaba alojado con otros dos presos.

A simple vista, el preso atacado presentaba heridas por golpes y quemaduras provocadas con agua caliente en distintas partes del cuerpo, por lo que lo hospitalizaron en Olavarría donde murió ayer, dijeron los informantes.

Fue el 2 de abril de 2017 que Araceli salió a cenar con amigos. Luego, fueron a una plaza muy cerca de su casa en San Martín. Lo último que sus padres supieron de ella llegó en forma de mensaje bien temprano por la mañana: “Prepará el mate que voy para allá“. Nunca llegó.

Araceli Fulles. La causa por el crimen va a juicio aunque no tiene fecha aún.

Araceli Fulles. La causa por el crimen va a juicio aunque no tiene fecha aún.

Fueron 25 días de angustia y búsqueda hasta que un perro de la División K-9 de Punta Lara llevó a los investigadores hasta la casa de Badaracco, un hombre que había estado tres veces ante el fiscal del caso como testigo.

El cuerpo de Araceli se encontró el 27 de abril de 2017 en el patio de la vivienda de Badaracco. Para entonces, el dueño de la propiedad se escapó. Cayó dos días después, cuando una vecina del Bajo Flores lo reconoció y llamó al 911.

Por el caso fueron desplazados tres policías, uno de ellos hermano de los Ávalos, por desviar la investigación.

Comentarios