opinión

El placer sexual en tiempos de crisis por COVID-19

Tal es el lema del Día Mundial de la Salud Sexual 2020 que se celebra este viernes.


La Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS), celebra cada 4 de septiembre el Día Mundial para la Salud Sexual. El lema de este año se refiere a la pandemia que estamos atravesando. Considerando no sólo la morbilidad del coronavirus, sino los efectos colaterales de las medidas de aislamiento y/o distanciamiento social tendientes a prevenir la transmisión de la infección.

Recordemos que en 2002 la OMS definió la salud sexual como un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad, que requiere un enfoque positivo y respetuoso tanto de las prácticas sexuales como de los vínculos sexo afectivos, garantizando la posibilidad de vivenciar experiencias placenteras y seguras, libres de coacción, discriminación y violencia.

En periodos de crisis, la sexualidad usualmente se ve afectada, fundamentalmente por la desregulación emocional que implican los momentos críticos. En este caso, el coronavirus y las medidas sociales de prevención adoptadas afectan a muchas esferas de la vida como la social, laboral y económica. Con una incertidumbre que no cesa, ya que no podemos saber hasta cuándo o qué es lo que ocurrirá ni siquiera en un futuro próximo, los niveles de ansiedad se incrementan, y el desaliento por la dificultad para proyectarse, genera emociones como la frustración, la tristeza y el miedo.

A estas problemáticas, se suman las derivadas de un exceso de tiempo compartido para las parejas convivientes; distanciamiento o complicaciones para el encuentro en parejas no convivientes, y dificultades o imposibilidad para generar encuentros sexuales y afectivos en quienes no están en una relación de pareja. A su vez como común denominador, en estos contextos existe una mayor vulnerabilidad a situaciones de violencia y abuso en el confinamiento. El apoyo y la atención para la salud mental y psicosocial para las personas y familias, se vuelve fundamental en estos contextos.

Sin embargo, también es importante centrarse en los aspectos positivos de la actividad sexual, retomando la Declaración sobre el placer sexual realizada en el último Congreso Mundial de Salud Sexual llevado a cabo en 2019. Allí se expresa que “El placer sexual es la satisfacción y disfrute físico y / o psicológico derivado de experiencias eróticas compartidas o solitarias, incluidos pensamientos, fantasías, sueños, emociones y sentimientos[i]. Declarando entre otras cosas, que el acceso a fuentes de placer sexual es parte de la experiencia humana y el bienestar subjetivo.

En tiempos tan complejos como los que estamos viviendo, puede ser oportuno recordar que como seres humanos tenemos derecho no sólo al placer sexual, sino a disfrutar de lo que cada uno decida o prefiera, aun en tiempos de crisis. Que este periodo de menor actividad social (presencial) pueda ser también una oportunidad de explorar nuevas formas de expresión sexual, y/o de reflexionar acerca del lugar que el disfrute tiene en nuestras vidas.  En tiempos de pandemia… ¿qué nuevas formas de experimentar placer has descubierto?

[i] https://worldsexualhealth.net/wp-content/uploads/2019/10/2019_WAS_Declaraci%C3%B3n_sobre_el_placer_sexual.pdf