En La Invernada

El parador Caramelos, epicentro de las fiestas masivas sin control en las islas frente a Rosario

Tras la divulgación de las impactantes imágenes del evento ilegal, el Concejo de Victoria tomará medidas más severas en pos de evitar futuras fiestas clandestinas.


Las fiestas clandestinas en las islas frente a Rosario están en su máxima expresión. Una de las más masivas y descontroladas fue la que se dio este fin de semana en el parador Caramelos en La Invernada, pese a que el distanciamiento social y los protocolos sanitarios se mantiene vigentes a nivel nacional.

El evento, que aglutinó más de un centenar de jóvenes que se volcaron en lanchas particulares como otras provistas por los organizadores de la fiesta, no respetaron ninguno de los protocolos establecidos para evitar un boom de contagios de Covid-19 en la víspera a la Navidad.

Mientras las autoridades sanitarias locales están preocupadas porque los casos no disminuyen como estaba previsto, desde que se autorizó la libre navegación en el territorio santafesino, los eventos clandestinos e ilegales proliferaron de manera alarmante.

El parador Caramelos, uno de los más difundidos durante el último fin de semana, se encuentra en una isla de jurisdicción entrerriana, por eso tanto Rosario como la provincia de Santa Fe no tienen poder de policía para sancionar y evitar que se sigan reproduciendo fiestas de esta índole.

Sin embargo, el Intendente, Pablo javkin, afirmó que está en contacto con la vicegobernadora de Entre Ríos, y dijo: “Creo que hay que accionar judicialmente porque hay una violación de las normas de cuarentena con un interés comercial”.

“Puntualmente las fiestas ilegales se dan en dos o tres paradores, porque hay mucha gente que usa el río de mejor manera”, añadió y siguió: “Estamos viendo cómo coordinamos acciones para que haya intervención de los fiscales en Entre Ríos y los jueces en relación a la violación de la cuarentena que claramente se está dando ahí”.

Javkin también indicó que los agentes municipales no pueden “detener a una persona porque vaya a la isla”. “Pero si hay una explotación comercial de gente que muchas veces es de la ciudad y utiliza un lugar en Entre Ríos, como la jurisdicción la marca el territorio, estamos tratando coordinar acciones”.

Sanciones más duras

Como la mayoría de las fiestas ilegales se producen en islas que pertenecen a la provincia de Entre Ríos, principalmente con jurisdicción en la localidad de Victoria, el propio Concejo de la vecina ciudad es la encargada de generar sanciones más duras para quienes incumplen el distanciamiento social y los protocolos sanitarios.

Si bien ya rige un Código de Faltas que mantiene multas para los titulares de los paradores que llevan adelante eventos clandestinos, donde no hay ningún tipo de resguardo sanitario ni control alguno para evitar contagios masivos de coronavirus, el cuerpo legislativo se dispone a aumentar los castigos.

Según contó a Rosario Nuestro, el presidente del bloque Cambiemos en el Concejo de Victoria, Franco Brasesco, “se sancionará un proyecto de ordenanza que sancionará con mayor severidad este tipo de reuniones sociales o fiestas”.

“Es una iniciativa que fue presentada por la ex concejala del FPV, Nelly Amilibia, la cual la tomamos y la estamos trabajando para evaluarla y poder darle luz verde” y, así, poder controlar las fiestas ilegales.

Finalmente, Brasesco aseguró que “el martes de la semana que viene, que es la última sesión del año del Concejo, estaremos aprobando este proyecto por unanimidad para que se puedan evitar más eventos de esta índole”.

x
Paladini flotante