LA PROVINCIA

"El narcodelito no da tregua", aseguró el ministro de Seguridad Jorge Lagna

"Hay una angustia económica, gran desigualdad, y por ende, mayor inseguridad", sostuvo el funcionario ante la escalada de violencia.


El ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna, se refirió al recrudecimiento de la violencia en Rosario, en la presentación de Luis Maldonado como nuevo jefe de la Unidad Regional II en reemplazo de Natalio Marciani, quien había ocupado temporariamente el cargo tras el fallecimiento de Adrián Forni por coronavirus.

"Maldonado está al frente de esta difícil misión de llevar adelante la Unidad Regional II, la de mayor trabajo en la provincia", aseguró el funcionario. Para el ministro combatir contra el narcodelito ?no da tregua': "No se puede cambiar de un plumazo lo que lleva 15 años, pero estamos trabajando en consecuencia, con más policía y tecnología en la calle".

"Estamos convencidos de que con tecnología, mayor policía, vamos a poder en conjunto con la Justicia los niveles de violencia", agregó.

Además, se diferenció de la gestión de Marcelo Sain: "Cambió la impronta de cada uno. Hay planes específicos que cada uno lleva adelante. Hubo en las últimas horas un sin número de allanamientos".

En relación a la escandalosa fuga de presos de la cárcel de Piñero, precisó: "No me compete hablar del porque el ministro Roberto Sukerman está a cargo de eso. Estamos trabajando en una unidad en conjunto. Lamentablemente desde la cárcel se digitan acciones violentas, ya empezamos a hacer cambios allí y creemos que con el fruto de la tecnología va a haber resultados".

Asimismo, reiteró su visión en materia de inseguridad: "Hay recursos presupuestos, pero lo que no hay son soluciones mágicas. Vamos a intensificar con el Ministerio Público de la Acusación y el municipio el enfoque de la violencia en esta pandemia, en este estado de pobreza generalizada".

"Hay un alto nivel de esclarecimiento de hechos, pero hay un nivel de sin razón y locura muy importante del otro lado", valoró en cuanto a su tarea. Y aseveró: "Es difícil prevenir por la sin razón de atacantes ciegos, vinculados a lo narco y el gran negocio este. No solo es la violencia en los barrios, sino las grandes empresas que lavan el dinero de los narcos".

"La pandemia es anormal, nos pegó cerca. Hay una angustia económica, gran desigualdad, y por ende, mayor inseguridad. Las instituciones están en jaque, no solo la policía. La sociedad tiene un requerimiento de corto plazo, quiere soluciones ya, tienen todas las intenciones de reclamar", concluyó Lagna.

x
Paladini flotante