Sus Bíceps tienen un contorno de 72 cm

El extraño caso de un hombre que se le hinchó el cuerpo por bucear

Alejandro Ramos es peruano y tiene 55 años. "Me miran como a un animal raro", expresó.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 22 de febrero, 2018

Alejandro Ramos era un buzo marisquero de Perú pero a finales de 2013 sufrió un episodio que le cambió la vida. Cuando estaba sumergido a más de 30 metros de profundidad para buscar mejillones, una embarcación cercana cortó con su hélice la manguera que le proporcionaba el oxígeno por lo que se lo vio obligado a nadar rápidamente hacia la superficie. Tras el hecho, su cuerpo sufrió trágicas consecuencias: sus bíceps tienen un contorno de 62cm de un lado y 72cm del otro.

Por tener urgencias para respirar y salvar su vida, el buzo peruano debió emerger rápidamente 36 metros, una acción muy riesgosa teniendo en cuenta la acumulación de nitrógeno en el sistema circulatorio del cuerpo, pudiendo provocarle una embolia. Ramos no logró hacer correctamente la descomprensión y al momento de salir al agua quedó inflado “como un camarote”, según sus propias palabras.

Los médicos no logran explicar por qué su cuerpo tiene esa fisonomía a cuatro años de su accidente. “Podría ser una enfermedad congénita que no se había manifestado hasta el accidente”, explicó el doctor Raúl Alejandro Aguado a la BBC.

Comentarios