rosarinos sin vacaciones

El excesivo uso de tarjetas de crédito en el súper hundió el consumo de paquetes turísticos

La crisis económica obligó a que muchas familias deban financiar gastos corrientes con el plástico, lo que les quitó todo tipo de margen para afrontar costos “menos primordiales” como las vacaciones. Radiografía de una recesión profunda.


“La mayoría de las personas se acercan y nos piden que nos fijemos si tienen espacios en sus tarjetas para comprar los paquetes turísticos, porque la reventaron en el supermercado”, así graficó a Rosario Nuestro de manera simple y concreta la referente de la Asociación Rosarina de Agencias de Viajes (Arav), Mariela Latinista, sobre cómo influye la crisis económica en el turismo, además del impacto que generó el nuevo impuesto del 30 por ciento.

Con una inflación anual que superó el 50 por ciento durante 2019 sumado a los desmedidos despidos que se fueron suscitando en los últimos años, la gran mayoría de los rosarinos no tuvo más opción que utilizar la tarjeta de crédito para financiar compras corrientes como las del supermercado.

El hecho de endeudarse para consumo de productos esenciales echó por tierra la posibilidad de financiar otro tipo de servicios, no tan primordiales, como los paquetes turísticos para vacaciones durante el verano 2020.

Todo parado

El nuevo impuesto del 30 por ciento que se suma a los gastos en moneda extranjera como en compra de divisa para atesoramiento, produjo un freno brusco en las agencias de turismo de Rosario, que “desde el 23 de diciembre hasta el día de hoy no se generaron ventas”, aseguró Latinista.

“Desde su lanzamiento solamente recibimos consultas, pero no se produjo ninguna venta porque las personas no saben cuánto pagarán en el destino que elijan y nosotros no tenemos en claro a qué precio venderles los packs”, explicó.

Si bien muchos tomaron la decisión de vacacionar dentro del país, “los aumentos -comparados con la temporada anterior- rondan entre el 30 y 40 por ciento”, con lo cual, pese a que muchas familias descartaron el viaje al exterior, también “se les complica viajar dentro del territorio nacional”, agregó.

Los destinos más elegidos por los rosarinos, según Arav, son Mar del Plata, San Bernardo, Villa Gesell, Calafate, Mendoza y Bariloche. “Las ventas rondan el 80 por ciento entre diciembre y enero”, aseguró la referente de la Agencia, aunque resaltó que la caída interanual en términos generales “es de casi el 50%”.

Es que “el año pasado los viajes a países limítrofes -como Brasil y Uruguay- alcanzaban el 80 por ciento, mientras que ahora apenas rondan el 40 por ciento las reservas”, aseguró Latinista y agregó: “Sinceramente la implementación de este impuesto no nos dio tiempo a nada, a diferencia de lo que vivimos en períodos anteriores”.

Desde Arav creen que será “una mal verano para las agencias que venden al exterior”, por la crisis económica que atraviesa el país y por el impuesto, aunque, por el otro lado, admiten que las agencias que se dediquen a vender solo para turismo interno tendrán “una buena temporada”.

x
Paladini flotante
/////////TECO 300x250//////////// /////////TECO 970x90//////////// /////////TECO 300x600////////////