RUSIA 2018

El duro mensaje del papá de Nahuel Guzmán a Jorge Sampaoli

Con altura, el padre del arquero reprochó la decisión del entrenador de dejar a su hijo fuera de la lista de 23 convocados.

Redacción Rosario Nuestro

martes 22 de mayo, 2018

En un giro inesperado, en las últimas semanas Nahuel Guzmán perdió su lugar entre los 23 jugadores argentinos que representarán al país en la Copa del Mundo de Rusia. Este lunes la noticia fue confirmada oficialmente, cuando el entrenador Jorge Sampaoli, leyó ante la prensa los nombres de los afortunados elegidos.

Si bien el ex Newell’s integró todo el proceso de cara al Mundial, Sampaoli se inclinó por el presente de Franco Armani en River y desplazó al arquero rosarino. Algunos medios especularon con la posibilidad de que sea Wilfredo Caballero, otro de los recientes convocados y que recién tuvo su debut oficial en el seleccionado hace dos meses ante Italia, quien le ceda su lugar al guardametas riverplatense pero sin embargo fue el actual futbolista de América quien quedó relegado.

Jorge Guzmán, padre de Nahuel y dibujante aficionado, escribió un duro mensaje en contra de Jorge Sampaoli. Con altura, criticó la decisión final del director técnico publicando unas líneas en Facebook y graficandolas con un dibujo. La caricatura muestra el rostro del hombre de Casilda detrás de una careta y en sus brazos hay tatuajes de importantes medios nacionales vinculados al seleccionado Argentino.

El mensaje del padre de Guzmán:

Es muy natural en un sueño ver gente de espaldas al sueño. Al principio creí que era gente despierta o gente que no quería estar allí, pero entendí que solo se trataba de gente buscando erróneamente una forma de entrar a ese mundo extraño y cierto. El primer error de esta gente era entrar disfrazados. 

En un sueño nadie engaña a nadie a menos que todos acuerden jugar a eso, entonces se puede escribir con el codo lo que luego se borrará con la mano (típico y raro ardid en los sueños), se puede sin temor al ridículo, levantar humeantes monumentos que serán la delicia de soñantes poco exigentes y en este orden de cosas se puede incluso afirmar que se cambiará la suerte de un barco sin rumbo. -Soñar no cuesta nada. Dice un despierto con berretín de soñador desconociendo el precio.

El requisito para habitar en ese mundo extraño y cierto de los sueños es estar convencido de que la vigilia es una cárcel, la peor que se pueda imaginar y entonces hay que elegir y elegir es el precio.

El sueño es el potrero de la vigilia, es donde se juegan los partidos de verdad, donde se deja el pellejo por los compañeros que tienen la misma camiseta, esa que esconde los huesos, pero donde también nos abrazamos con el rival, con el otro que somos nosotros en el espejo, el sueño es algo que no se pierde pero que se puede extraviar dejándonos al borde de una cama ajena muertos de sed, muertos en vida mi amigo.

Comentarios