Siguen los escándalos

Dueño del boliche que ofrecía tragos por desnudos, manejaba a 240 km/h

Agustín Apreda sigue dando de qué hablar. El hombre se defendió del baile de las chicas.

Redacción Rosario Nuestro

viernes 19 de enero, 2018

Agustín Apreda, el dueño del boliche de Necochea que ofrecía tragos a cambio de desnudos, subió un video a su cuenta de Facebook en el que se filmó manejando a más de 240 kilómetros por hora. Pocos lo celebraron. “Cuidate”, “Algún día no vas a llegar”, “No me gusta” y “Hace caso a los consejos”, fueron algunos de los comentarios que recibió la publicación que hizo el 4 de marzo de 2017. Pocos días después publicó una foto de un BMW rojo. “Cambio de look”, escribió.

Apreda es un nombre conocido en Necochea, fundamentalmente por los negocios de su padre. Ahora, el joven quedó envuelto en un escándalo nacional, luego de que el portal Cuatro Vientos revelara un video en el que se ve a tres chicas, cuyas edades se desconocen, bailando semidesnudas en su boliche a cambio de tragos.

El boliche CasaBellha fue clausurado ayer por el municipio y esta mañana hubo un allanamiento policial. En las imágenes aparece Apreda. Las autoridades buscaban las filmaciones, ya que la presencia de menores en el boliche, confirmada por el municipio, derivó en una investigación que está a cargo de una fiscalía.

Con la difusión del video en el que maneja a alta velocidad, Apreda suma un nuevo escándalo, del que ayer se defendió. “Puede haber ocasiones en la que las inciten a hacer estas cosas, después va en cada uno terminar haciéndolo o no, pero a las chicas no se las obligó a nada, lo hicieron por su propia voluntad”, declaró a LVQ Radio.

Y contó una versión muy distinta a la que se vio. “Yo voy siempre al boliche y me enteré de esto a la par de la gente, fueron dos minutos y medio, imaginate todo esto en el tumulto de un bar, con 150 personas, 200, lleno, en un rectángulo de dos por dos. Cuando nos dimos cuenta, el discjockey bajó la música, se prendieron las luces auxiliares. Eso no aparece obviamente en ningún lado, se vistieron las chicas y con el derecho de admisión, se las retiró del lugar”, relató. Nada dijo, en cambio, del animador pidiendo a los gritos “quiero tres en tanga”. Esa explicación, al parecer, quedó para otro momento.

Fuente: Infobae

Comentarios