conmovedor

El dramático relato de Paula Chaves

La modelo contó la problemática de adicciones y depresión que padece su madre.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 5 de abril, 2018

Paula Chaves.

Foto: Archivo.

Paula Chaves hizo pública una historia familiar que conmovió a todos. En diálogo con la revista Gente, la conductora de Este es el show abrió las puertas de su vida y reveló la lucha de su madre contra el alcoholismo y la depresión.

En ese marco, la modelo relató detalladamente cómo empezó la problemática de su mamá.”Ella estaba sin profesión. Sin saber hacer nada. Y se deprimió. Comenzó a tener actitudes raras y debió recibir atenciones psiquiátricas. Yo estaba embarazada de Oli y me molestaba mucho con ella. Al poco tiempo buscó alivio en el alcohol. Después comenzó a tomar dosis dobles de antidepresivos, a mezclarlas con la bebida, y entonces se perdió. Porque todos los adictos necesitan tocar fondo”,explicó.

Acto seguido, se refirió a un episodio que vivió con su papá mientras estaba embarazada de su primera hija. “Cuando entramos en su casa y la vimos con la frente lastimada, supimos que no había otra opción más que la internación. Mamá estaba en peligro. Yo misma, embarazada de Balta, la llevé a la comunidad terapéutica. Con todo el dolor que implicaba. Cuatro meses después nació Balta. Ella había comenzado la desintoxicación, que es algo muy difícil, y no pude ir a verla”, remarcó.

Por otra parte, puso la lupa sobre la complejidad de las adicciones y la necesidad de abordarlas. “Acompañar a un adicto no es fácil, porque nunca hay respuestas a tantas reacciones: nada es blanco o negro. La salvación está en la internación, aunque debamos obligarlos. A los afectos de quienes padecen una adicción les digo: busquen ayuda en los grupos de contención para familiares. Hay que sacarse la vergüenza y los prejuicios del ‘qué dirán'”, indicó.

Por último, aseguró que su mamá hoy está recuperada y reveló sus sensaciones. “Si hoy soy más feliz es porque la veo feliz. Recuperamos a la mamá que nos acompañaba de cerca, que estaba pendiente en la primera fila de los actos del colegio, la que nos enseñó a cocinar y a comer saludable. Mi vieja pelea fuerte, porque es una lucha diaria. Como buena budista, quiere ayudar a los demás. Hoy se mudó a Las Cañitas, y está empeñada en conseguir trabajo”, culminó.

Comentarios