EFEMÉRIDE

El día que Lionel Messi emuló a Diego Armando Maradona


Este jueves, se cumple un nuevo aniversario de aquel recordado 18 de abril de 2007, en el que  el rosarino Lionel Messi marcó un gol de antología ante el Getafe por la ida de las semis de la Copa del Rey. Muy parecido al tanto de Diego Maradona a los ingleses en el Mundial de México '86, la Pulga anotó lo que para la afición culé fue el mejor gol de su historia.

Aquella noche en el Camp Nou, el Blaugrana se impuso 5-2 pero el resultado quedó solamente para la anécdota ante la tremenda obra de arte que la Pulga, con 20 años, comenzó a gambetear y a eludir rivales desde la mita de cancha.

Arrancó con una doble dribbling a  Javi Paredes y Nacho (a este último con caño) y, a partir de acá, no paró en su verticalidad. Se quitó del medio a Alexis y Balenguer para quedar frente al arquero García: lo desparramó por el suelo y definió sobre la humanidad de Cortés que intentaba salvarla en la línea.

"Me dejaron el espacio y me mandé, por suerte salió", había explicado Messi después del choque copero, con una humildad admirable. Este tanto fue elegido recientemente como el mejor de la historia del Barcelona en una encuesta de simpatizantes azulgranas: de los cuatro para elegir, tres eran de él.