La petrolera YPF aumentó este domingo los combustibles un 5% promedio en toda la República Argentina, en el marco de un proceso de  suba de precios ya acumula 15% en el trimestre marzo-mayo.

Las principales petroleras concretaron un incremento en los surtidores del 7% promedio, y en abril otro 6%, con respectivas inclusiones del componente impositivo y la recuperación de los márgenes de las compañías.

Desde la medianoche de este domingo, YPF decidió el incremento de 5% promedio en todo el país, con lo que se complementa esta serie de aumentos que, según el presidente de la compañía Pablo González, sería el último que realizará la petrolera en 2021.

Desde al compañía se confirmó que en todos los casos se mantendrán los descuentos vigentes del 15% para personal sanitario y educativo.

El resto de las petroleras como Raizen (licenciataria de Shell), Axion o Puma también instrumentan sus incrementos con algunas diferenciaciones comerciales para mantener la competitividad de sus precios.

"Estos aumentos son los últimos del año, y en función de esto vamos a poder invertir lo que YPF necesita para producir gas y petróleo a través de un plan de inversión de US$ 2.700 millones", aseguró el presidente de la petrolera en las últimas horas en declaraciones a los medios.

González explicó que en sus dos meses de gestión, se trató de "equilibrar el precio en surtidor que tiene un componente complejo, tratando de no trasladar a la gente el valor de un commoditie como es el barril de petróleo que esta casi en los US$70".

"Si se traslada el valor internacional del petróleo, hoy la gente estaría pagando US$1,30 el litro (en la actualidad está por debajo de US$1). Es un sacrificio para intentar evitar una mayor importación", afirmó.