LA CIUDAD PARALIZADA

El Clásico en los bares: cómo se preparan los comercios para el Central – Newell’s

El partido cae en pleno horario laboral. "Algunos no llegan a volver a sus casas", cuentan.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 1 de noviembre, 2018

El clásico rosarino entre Newell’s y Central se jugará en las primeras horas de la tarde. A las 15.30, la ciudad quedará paralizada ante un evento deportivo que hará palpitar el corazón de cientos de miles de ciudadanos.

Para este cotejo especial, comerciantes esperan una ciudad desierta a la hora del partido, a excepción de algunos bares que se preparan para recibir a hinchas canallas y leprosos. Habrá operativos de seguridad en algunos focos importantes de Rosario para prevenir disturbios.

Alejandro Pastore, del Paseo Pellegrini le contó a Rosario Nuestro cómo se preparan para el clásico rosarino: “Para nosotros es una fecha especial, todo este tipo de tipo de partidos con tanta trascendencia, en un horario netamente comercial, en donde la gente por ser a las 15.30 no pueda volver a su domicilio más allá de que es un partido abierto, a nosotros nos predispone  para que sepamos que la gente se va a volcar a los bares”,

Según adelantó Pastore, las reservas para esta tarde “están por encima del 80 por ciento en la mayoría de los lugares de la avenida Pellegrini”. “Acá frecuentemente por una cuestión de cercanía se acerca más la gente de Newell’s, pero todos nosotros también tenemos clientes hinchas de Central”, agregó.

Y concluyó con un pedido de paz: “Lo que apelamos es a que haya niveles de convivencia y tolerancia aceptable. No es más que partido de fútbol. Ya mucho dice que el partido no se haya jugado acá, es cuestión que la sociedad tome un nivel de madurez. Esperemos que la gente lo tome de esa manera. De todas maneras hemos pedido colaboración al Ministerio de Seguridad, por lo que estamos tranquilos. Queremos que todo el mundo se acerque y que lo vivamos en paz”.

Por otro lado, desde Pichincha le confiaron a este medio que preferentemente evitarán pasar el encuentro. “No es un sector tan deportivo este”, aseguraron. Aunque algunas fuentes adelantaron que el encuentro podría ser transmitido sin volumen.

Desde los bares del centro la atención será normal. Hinchas canallas y leprosos podrán acceder a una mesa para observar el partido desde la pantalla televisiva.

Comentarios