CHAMPIONS LEAGUE - SEMIS

El City volvió a imponerse sobre el PSG y se clasificó a la final de Estambul

El equipo de Guardiola venció por 2-0 a al de Pochettino y selló su clasificación a la instancia definitoria por primera vez en su historia. Di María vio la tarjeta roja en el segundo tiempo.


Con un doblete de Riyad Mahrez, Manchester City se hizo fuerte ante París Saint-Germain, ganó 2-0 como local y logró la clasificación a la final de la Champions League por primera vez en su historia. En el conjunto de Mauricio Pochettino fueron titulares Ángel Di María, que fue expulsado a poco del final, Leandro Paredes y Mauro Icardi.

El equipo de Pep Guardiola salió decidido a lograr el pase a la final luego de 2-1 de la ida en París y, a los 10 minutos, encontró el primer gol. La jugada comenzó con un pelotazo largo del arquero Ederson que encontró a Oleksandr Zinchenko lanzado en ataque para que éste tire el centro atrás para Kevin De Bruyne. Sin embargo, el remate del belga se fue desviado pero el rebote encontró a Mahrez, que definió con un certero derechazo para poner las cosas 1-0.

Lejos de desmoralizarse, el equipo de Mauricio Pochettino -que tuvo a Kylian Mbappé como suplente- salió a buscar el empate y casi lo obtiene en dos oportunidades. Primero, con un cabezazo de Marquinhos que reventó el travesaño. Después, con un disparo de Ángel Di María que se fue apenas desviado tras un error defensivo del equipo inglés.

Pese a ese empujón del conjunto parisino, el segundo tiempo fue un monólogo del equipo de Guardiola, que logró ampliar la ventaja a los 18 minutos, con otro gol de Mahrez que comenzó con una contra letal y un centro de Phil Foden, una de las grandes figuras del partido para los Citizens.

PSG sintió el duro golpe que ponía el resultado global 4-1 en favor de los ingleses y se desordenó completamente. Para colmo, los nervios hicieron mella en el equipo y Di María vio la roja tras un fuerte pisotón sobre Fernandinho. Minutos después, Marco Verratti cometió varias infracciones que parecían amenazar con dejar con nueve a su equipo y Leandro Paredes tomó del cuello a Zinchenko, pero no fue ni sancionado por el árbitro.

Pudo ser más abultado el marcador en favor de Manchester City, sobre todo luego de que un remate de Foden -que fue reemplazado por Sergio Agüero sobre el final del partido- reviente el palo izquierdo del arco de Keylor Navas. Sin embargo, las cosas terminaron en 2-0.

Así, Manchester City logró su primera final de Champions League en su historia y quedó un paso más cerca de aquel objetivo que se planteó desde la llegada de Pep Guardiola. Ahora, aguarda por el vencedor entre Real Madrid y Chelsea, que mañana definen la serie que, por ahora, está igualada 1-1 en el marcador global.

x
Paladini flotante