con sus órganos se salvaron 8 vidas

El chico que murió pero sigue vivo en otras personas

Nahuel González, de 7 años, falleció el viernes pasado. Sus padres decidieron donar.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 18 de enero, 2018

Nahuel González, un niño de 7 años, falleció el viernes pasado tras ahogarse en una pileta de una colonia de vacaciones en Tucumán. Debido al tiempo que estuvo inmerso bajo el agua, sufrió un paro cardiorespiratorio, ingresó de urgencia al hospital y después de un tiempo internado presentó muerte cerebral. Sus padres, inmersos en el dolor por la pérdida, decidieron donar sus órganos. Y recibieron una alegre noticia.

“Queríamos compartir con ustedes la hermosa noticia que recibimos hoy. El director del Incucai nos transmitió que, gracias a la donación de órganos de Nahuel, hoy ocho vidas fueron salvadas, son ocho familias que encontraron la paz“, publicó su familia en un comunicado.

Además, los padres escribieron el siguiente texto emotivo: “Dios se llevó a nuestro ‘Nahuelito’ al cielo, pero Nahuel volvió como una bendición para nosotros y para todas esas familias que hoy calmaron su sufrimiento. Queremos dar las gracias a todos, familia, amigos, a todo el personal del hospital del Niño Jesús por el profesionalismo y el cariño que nos brindaron, al Incucai por el amor, respeto y compromiso con la vida. De nuestra parte estamos muy agradecidos por todo el cariño recibido, que Dios bendiga sus vidas”.

Mientras tanto, la Justicia continúa investigando el caso para determinar las causas de por qué su caída al agua y posterior ahogamiento su primer día en la colonia de vacaciones en el Prensa Club de Tucumán, lugar en el que ocurrió el hecho .

Fuente: La Gaceta de Tucumán

Comentarios