El ayuno intermitente nocturno


El ayuno nocturno se produce cuando no ingerimos alimentos por 10/12 hs desde la última comida del día hasta la primera del día siguiente.

Es un ayuno fisiológico que se puede lograr organizando comidas y cenando más temprano sin poner en riesgo la salud.

A diferencia del ayuno intermitente tradicional que dura 16 horas, y otros más extremos de 24, este tipo de ayuno es mucho más fácil de hacer y llevadero.

La licenciada en Nutrición, Noelia Arguello agrega que “es importante tener en cuenta que para lograr la reducción de la grasa debemos lograr un déficit calórico”.

Beneficios

  • Mejora el descanso.
  • Se han visto mejoras en la regulación glucemia/insulina como también en muchas funciones metabólicas.
  • Mejora la reparación celular.
  • Permite una mayor concentración.
  • Ayuda a la digestión .
  • Favorece a la recuperación de la microbiota intestinal.

 

Lo que lo diferencia de los otros tipos de ayunos, que son muy prolongados, como por ej el 16:8 o el 20:4, es que se adecua al ritmo circadiano, se puede llevar a largo plazo y mejora la calidad de vida” explica Arguello.

A pesar de ser un ayuno fisiológico y saludable en caso de estar embarazada, en periodo de lactancia, niños, diabetes, personas con bajo peso u otras patologías, es importante que consulten previamente con una nutricionista”.

 

¿Qué se puede ingerir durante el período de ayuno?

  • Agua.
  • Café sin azúcar.
  • Té.
  • Infusiones.

 

 

 

 

x
Paladini flotante