es el segundo más alto de la región

El 77% de los argentinos consume pan al menos una vez por semana

Es por encima del promedio sudamericano el cual es del 61%, según un sondeo privado distribuido este jueves.


El consumo  de la Argentina es el segundo más alto de la región con 72 kilos anuales, después de Chile -según datos de la industria-, algo que ubica al país entre los de mayor consumo a nivel mundial, aún por encima de Francia y varios países europeos.

Además, 8 de cada diez 10 consumidores prevén mantener sus niveles de consumo de pan, según el informe de Puratos Argentina, la filial local del grupo belga que tiene 100 años de existencia y 40 años en nuestro país. .

Por primera vez la Argentina participó de la encuesta más grande del mundo sobre consumo de alimentos en panadería, pastelería y chocolatería que el Grupo Puratos realiza cada tres años.

El relevamiento se realizó en 40 países basado en entrevistas para recopilar datos de más de 17.000 consumidores y 80 influencers gastronómicos de las principales capitales del mundo.

La sección argentina de la encuesta involucró a más de 400 consumidores, los cuales dejaron establecidos otros datos sobre el consumo de pan en el país, que incluso pueden ser contrastados con lo que sucede en otras naciones sudamericanas, ya que el estudio también registra información de Chile, Colombia, Perú y Brasil.

El atributo más importante para los argentinos a la hora de consumir pan es la "frescura", según el 71% de los encuestados, seguida del precio (61%) y el sabor (57%), como otras claves.

También aparecen la salud y la apariencia, entre las cualidades destacadas.

Un dato regional interesante es que Brasil, Chile, Colombia y Perú también coinciden en que la frescura es el atributo principal.

Como concepto de "frescura", los argentinos destacan la buena "apariencia general y color" (64%), seguida de "aroma" a pan recién horneado (61%) y "textura crujiente" (39%).

La mitad de los encuestados la vinculan también con la fecha de vencimiento, un dato clave en todos los países encuestados de la región.

El 78% de los consumidores argentinos consultados dijo que está tratando de eliminar ingredientes considerados como "malos ", donde mencionan la grasa, el azúcar o el sodio.

Los consumidores argentinos valoran lo artesanal -entendido como tal, hecho a mano (72%); por un artesano (60%); con ingredientes naturales (58%); sin conservantes (49%); horneado en tienda (41%)-; y están dispuestos a pagar más por este tipo de productos que enfatizan el uso de ingredientes naturales.

Los argentinos usan pan para todo y en distintos momentos del día: en el desayuno, en el almuerzo, en la merienda o en la cena, en los tradicionales asados, cuando se arma un choripán o un sándwich, o el "pancho".

También los usan para armar una tostada, mojar en la salsa de las pastas o comer incluso como budín.

 

 

 

x
Paladini flotante