radio mitre rosario

Dos anfiteatros de la Facultad de Ciencias Médicas completamente destruidos, producto de la lluvia y la humedad

Estos espacios tienen capacidad para 150 alumnos cada uno, lo que los vuelve más indispensables de cara al retorno de la presencialidad. Las autoridades piden una solución.


Dos anfiteatros con capacidad para 150 personas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario quedaron completamente destruidos, producto de una obra en el techo que no se terminó y las fuertes lluvias de los últimos días afectaron gran parte de la estructura. Las autoridades educativas pidieron que se solucione la problemática, ya que ambos espacios cumplen el rol de albergar a los estudiantes de los primeros años de la carrera, los más voluminosos.

En concreto, se trata de los anfiteatros Multimedia y Salvador Allende, ubicados en el ala este de la casa de estudios de Santa Fe al 3100. Las obras en el techo de ese sector de la facultad comenzaron a fines del año pasado y quedaron inconclusas, por lo que el agua de lluvia y la humedad se hicieron presentes dentro de los espacios, afectándolos casi en su totalidad.

“Tiene que ver con un techo que es una de las cúpulas de la facultad, nosotros hemos avisado a la población que producto de un arreglo que quedó inconcluso y que hasta ahora ha sido mal ejecutado, quedó al aire libre la cúpula y se llovió desde hace meses, pero la última semana llovió una gran cantidad y se arruinaron por completo dos anfiteatros, uno de los cuales era prácticamente nuevo de cuatro o cinco años de antigüedad”, indicó Jorge Molinas, decano de la Facultad de Medicina de la UNR, en diálogo con el programa El Puente, que se emite por Radio Mitre Rosario.

Los anfiteatros “tienen la capacidad para 150 personas”, dijo el médico, y advirtió que actualmente en la casa de estudios existen “35 mil alumnos, aproximadamente 14 mil activos y necesitamos espacios grandes, sobre todo ahora que hay que volver a la presencialidad”.

“Esa obra estaba licitada e inspeccionada por la universidad, por eso hacemos esta advertencia para poner en conocimiento a la comunidad universitaria y de la facultad, porque esto es un problema para nosotros, justo volviendo a la presencialidad”, aseguró Molinas. Las obras comenzaron en noviembre del año pasado y aún restan terminar. Las mismas, demandaron un presupuesto de diez millones de pesos.

Presencialidad en la facultad

Por otra parte, Molinas detalló un panorama general en cuanto a las clases presenciales en la Facultad de Ciencias Médicas, que incluye las carreras de fonoaudiología, medicina y enfermería. “El año pasado se hizo practicas presenciales para que se recibieran los médicos. Este año empezó la presencialidad para los años superiores de las tres carreras en la parte práctica, con muy pocos sectores habilitados para eso”, informó el decano.

“Después vino la segunda ola, tuvimos que cerrar las practicas y ahora volvimos y teníamos programados en esta etapa de septiembre comenzar con los cursos de 1º y 2º año”, cerró.

x
Paladini flotante