Día de la Ancianidad


Actualmente, en el mundo hay más de 600 millones de personas de más de 60 años y para el 2050 se espera que dicha cantidad se haya más que triplicado, sumando 2,000 millones de seres humanos con esa edad.

En Argentina la esperanza de vida promedio actualmente ronda los 76,6 años, pero sabemos que hay abuelos que superan dicha edad, sobre todo en nuestra región.

En el marco del Día Mundial de la Ancianidad, el Dr. Marcelo Suárez (MN 73796) especialista en Medicina interna relató una experiencia que demuestra que la edad cronológica no determina la vitalidad y sentenció: «La forma en que envejecemos está definida por nuestro entorno y por nuestra actitud».

Dijo: «Es imposible evitar que los años pasen, pero podemos perfectamente transitarlos con la mejor vitalidad que nuestra edad cronológica nos permita. Eso no depende de nuestra genética, depende de nuestras conductas cotidianas».

«En 1981 la psicóloga de Harvard Ellen Langer trasladó a un grupo de ancianos a una casa decorada como en 1959 y los trataban como si tuvieran 20 años menos. Se les pidió que hablaran solo de los hechos de esa época y por supuesto los programas de radio,TV, revistas y diarios eran de los años 50».

«Todos, al cabo de una semana, eran más fuertes. Dejaron los andadores, estaban más flexibles, oían mejor, veían más, recuperaron sus posturas, su vitalidad«.

«La forma en que envejecemos está definida por nuestro entorno y por nuestra actitud. La compañía familiar, los amigos, el respeto, la escucha activa y por supuesto las 6 Conductas Saludables excluyentes: Alimentación, Hidratación, Descanso, Pensamientos Positivos, Ejercicio y Respiración Consciente«.

La alimentación en esta etapa

De acuerdo con la licenciada en nutrición Romina Kraussexisten muchos factores que contribuyen negativamente con la alimentación en esta etapa, como la falta de piezas dentarias, las patologías concomitantes, el aislamiento social, invalidez física para actividades cotidianas, la perdida de la pareja o familiares, la soledad que lleva a un desinterés por la comida y por preparar alimentos, entre otras cuestiones”.

Los aspectos más importantes para la nutrición de los adultos mayores son:

  • Las preparaciones deben ser con sabores y aromas agradables, que estimulen el apetito.
  • La dieta tiene que contener alimentos de varios grupos, como lácteos, carnes, cereales, frutas y verduras principalmente. De esta manera nos aseguramos un aporte de todos los nutrientes.
  • Si hay problemas de dentición, es de suma importancia adecuar las consistencias: blandas, semisólidas, semilíquidas y liquidas, que exijan poca masticación. Se pueden procesar, licuar, pisar y/o picar los alimentos más sólidos.
  • Se deberá promover a que consuma al menos 4 comidas, con volúmenes pequeños.
  • Si acostumbra a desayunar o cenar solo mate, té o mate cocido, debemos complementarlo con leche, galletitas o panes con quesos, mermeladas de frutas, tartas dulces o saladas, bizcochuelo, etc.
  • Para el consumo de verduras podemos optar por ensaladas crudas o cocidas, tortillas, sopas, guisos hervidos, puré de verduras, etc. al igual que las frutas, éstas aportan fibra, que es importante debido a que la mayoría de los ancianos padecen de constipación, por un bajo consumo de ellas y poca actividad física.
  • Deben consumir grasas buenas, a través de aceite de oliva y/o canola, por ejemplo o palta.
  • La hidratación es fundamental, si bien es una población a la que le cuesta muchas veces tomar agua, deben tomar al menos 6 vasos por día.