doble incidente

Después del papelón protocolar renunció el jefe de Ceremonial de Cancillería


La visita de los Reyes de España, Felipe VI de la Casa Borbón y la Reina Letizia, a la Argentina fue de la manera menos pensada ya que comenzó con un doble incidente. El primero fue al aterrizar cuando rozó al avión presidencial Tango 04 y el segundo cuando los reyes no pudieron descender a lo largo de una hora por la falta de una escalera.

Marcelo Suárez Salvia, jefe de ceremonial de la Cancillería, le presentó la renuncia a Jorge Faurie por el hecho ocurrido en la pista de aeroparque. En principio, no se conoció si el Canciller se la aceptó, pero el hombre a cargo quedó a disposición del ministro.

Aunque Salva no sería el responsable del papelón, atribuido por varias fuentes a la empresa Intercargo, el alto funcionario de Cancillería decidió de todos modos poner su renuncia a disposición.

Respecto al incidente, fuentes del Gobierno apuntaron a la contratación del servicio por parte de las autoridades españolas. Según la versión de funcionarios argentinos, España contrató a una empresa, que a su vez contrató a Intercargo. Era esta última la firma que debía colocar la escalera para que los monarcas bajaran de la aeronave. Pero la que tenían era muy corta, y recién tras 40 minutos de espera, los Reyes pudieron bajar, cuando se consiguió la escalera de uno de los aviones presidenciales.